En los cerros de Valparaíso una labor poderosa de esperanza para reconstruir con dignidad


«Es un ejemplo de esperanza ver cómo la gente trabaja con tanto ánimo, con propuestas y planificación», afirma la pastora Gloria Rojas, que además es Capellana del Palacio Presidencial de La Moneda.

María Palma, directora de CREAS y miembro del FORO ACT Chile, Pastora Gloria Rojas y Karen Anderson, fundadora de EPES, en el Centro Comunitario Las Cañas.

Por Lezak Shallat, de Fundación EPES

4 de julio 2014. Es un día soleado en los cerros siniestrados de Valparaíso, pero el aire húmedo está cargado de un frío penetrante. Han pasado tres meses desde que un incendio voraz arrasó con miles de viviendas, y la reconstrucción apenas comienza.

De visita en Valparaíso, la Reverenda Gloria Rojas,pastora de la Iglesia Evangélica Luterana en Chile (IELCH), se muestra impactada por la situación difícil de los afectados, pero aún más por la labor «tremendamente poderosa y esperanzadora» de organizaciones comunitarias y jóvenes que reclaman por sus derechos.

«Es un ejemplo de esperanza ver cómo la gente trabaja con tanto ánimo, con propuestas y planificación. Porque no hay soluciones posibles si no van acompañadas por la comunidad y la planificación participativa», afirma la pastora Rojas, que además es Capellana del Palacio Presidencial de La Moneda.

Invitada por Fundación EPES a recorrer los cerros afectados por el siniestro, la pastora Gloria Rojas escuchó a los jóvenes líderes, colaboradores delCentro Comunitario Las Cañas, que no transan sus sueños y reivindicaciones por justicia social. Destacó la labor de organizarse para reclamar el derecho a la vivienda y vida digna, lo que “nos da mucha esperanza”, comenta.

Durante esa fría tarde de julio, la pastora Rojas conoció iniciativas comunitarias apoyadas por Fundación EPES y CREAS (Centro Regional Ecuménico de Asesoría y Servicio), integrantes de la Alianza ACT Foro Chileno, la coalición global de acción humanitaria integrada por la Federación Luterana Mundial, de la cual la Reverenda Rojas es vicepresidenta, y el Consejo Mundial de Iglesias.

Fue una oportunidad para compartir con las personas afectadas por el incendio. La pastora almorzó en el comedor del Centro Comunitario Las Cañas, donde diariamente cientos de vecinos se reúnen a compartir el almuerzo.  Los mismos vecinos/as del cerro se encargan de preparar los alimentos y atender a las familias, estudiantes y ancianos que perdieron sus hogares.

También presenció, junto a María Eugenia Calvin, coordinadora del trabajo de EPES; Mónica Arancibia, monitora de salud y representante de EPES en el Centro; Karen Anderson, fundadora de EPES; y María Palma, directora de CREAS y miembro del FORO ACT Chile, una obra de teatro sobre cómo prevenir la infecciones respiratorias agudas, realizada por el SEREMI de Salud de Valparaíso.

En conversaciones con el equipo del Centro Comunitario, la pastora Rojas pudo apreciar los sueños y la tenacidad de los residentes de los cerros Las Cañas y El Vergel por reconstruir su entorno con participación, dignidad y equidad.

María Eugenia Calvin, de EPES, Mauricio Salazar y Jesús Valenzuela del Centro Las Cañas, y Mónica Arancibia, monitora de salud de EPES.

Los dirigentes Mauricio Salazar, Jesús Valenzuela y Camila Paz Jorquera contaron la historia del centro y el trabajo que han realizado después del incendio. Compartieron sus enormes frustraciones con las autoridades locales, sobre todo por las precarias mediaguas entregadas por el gobierno, y como sus demandas han sido desoídas por la autoridad.

Desde los primeros días tras ocurrido el siniestro, EPES tomó contacto con el Centro Comunitario Las Cañas. La comunicación fue con Mauricio Salazar, egresado de la Tercera Escuela Internacional de Educación Popular, realizada por EPES.

Como parte del proceso de apoyo primeramente material y luego organizacional, EPES se encuentra realizando un trabajo de diagnóstico participativo, en coordinación con la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

Apoyo ACT

El apoyo de ACT, coordinado por EPES, se ha focalizado a través del Centro Comunitario Las Cañas. Considera ayuda material para acondicionar el centro, para realizar actividades comunitarias de manera adecuada. También contempla el acondicionamiento de viviendas de emergencia para 100 familias, con el objetivo de mejorar las condiciones de habitabilidad de las precarias mediaguas de 18 metros cuadrados.

Los proyectos de ACT  «dan mucho ánimo», asegura la Capellana del Palacio Presidencial La Moneda. «La gente recibe apoyo y  acompañamiento, y también se empoderan».

Entre las prioridades identificadas por las y los afectados por la catástrofe está la atención a sus necesidades psico-emocionales. Para enfrentarlas, el equipo de CREAS impartirá talleres de apoyo en esta área para 25 mujeres líderes y vecinas afectadas por el incendio.

EPES llevará a cabo el programa «Consuelo para niños y niñas», que fue puesto en práctica en Concepción tras el terremoto y tsunami de 2010. Esta iniciativa considera talleres de recuperación emocional para 100 niñas/os, que serán impartidos por 20 facilitadoras/es locales capacitados por EPES.