Concierto íntimo con Holly Near en el Mesón Nerudiano

Share on LinkedIn

El público presente en el Mesón Nerudiano coreó canciones de Víctor Jara, Violeta Parra y Silvio Rodríguez, entre otros destacados artistas que han emprendido el camino del arte como una herramienta de lucha, al igual que Holly Near.Santiago de Chile, 22 de noviembre de 2016 (EPES).-Un noche de emociones se vivió la noche del lunes en el Mesón Nerudiano, en pleno Barrio Bellavista de Santiago, con la maestra de trovadoras, la feminista, libertaria y activista por la paz mundial, Holly Near, quien ha realizado una de las carreras musicales más notables de los Estados Unidos, levantando la bandera de los derechos de las mujeres y las minorías sexuales.

En el escenario junto a las artistas Jan Martinelli, Fredrika Keefer y Christelle Durandy, que la acompañan en su tercera visita a Chile, Holly cantó variados temas con Eduardo Peralta e interpretó la emblemática canción del canto popular chileno “Yo te nombro libertad” con Isabel Aldunate.

Un repertorio brillante con canciones sobre la paz, la prisión, la violencia, los derechos humanos y las relaciones de género. El tema más esperado entre las y los presentes llegó en medio del concierto: “Hay Una Mujer Desaparecida”, himno del movimiento de solidaridad con Chile durante la dictadura de Pinochet. Con detalle Near explicó cómo fue que se involucró con la causa de los derechos humanos y lo que significó el haber interpretado una y mil veces la canción con los nombres de mujeres víctimas del terrorismo de Estado y la represión política.

“La cárcel de alguien”, que aborda desde una mirada crítica y feminista la condición de las mujeres en el mundo, fue otro de los temas esperados. Antes de su interpretación fue Christelle Durandy quien leyó con perfección su letra en español:
“Golpeada en el mercado, apedreada hasta la muerte en la plaza
Violada bajo fuego en la colina de Los Angeles hasta Gaza
Una casa de cartón en un asentamiento marginal
La mama de alguien, la hija de alguien
La cárcel de alguien….”

La bailarina y coreógrafa Fredrika Keefer irrumpió en el escenario con su virtuosa danza al compás de la música en uno de los temas más movidos de la noche. La interprete y arreglista Christelle Durandy, quien se dedica al jazz, a la música latina y del mundo, mostró sus talentos en la percusión con un cajón peruano y se impuso con su voz en medio del concierto. Mientras la artista Jan Martinelli, quien toca variados instrumentos, fue protagonista con cada nota de piano de forma magistral.
Todas ellas han sido parte del movimiento musical feminista en los Estados Unidos, que comenzó en los años setenta, en el que Holly Near fue una pionera.

La música latinoamericana con contenido social y político no podían estar ausente en el repertorio del concierto de la cantautora feminista. El público presente en el Mesón Nerudiano coreó canciones de Víctor Jara, Violeta Parra y Silvio Rodríguez, entre otros destacados artistas que han emprendido el camino del arte como una herramienta de lucha, al igual que Holly Near.

Share on LinkedIn