EPES participó en V Encuentro por la Defensa del Agua y los Territorios en Concepción

Share on LinkedIn

En una verdadera fiesta por la defensa de nuestros territorios, se desarrolló una multitudinaria marcha que recorrió la ciudad penquista, denunciando los impactos del modelo extractivista exportador de recursos naturales, que pone en peligro la salud y la vida de las comunidades.   

Concepción de Chile, 26 de abril de 2017 (EPES).- Hasta la Región del Biobío llegaron agrupaciones sociales, territoriales y socioambientales, especialmente aquellas que defienden el agua como un derecho indispensable para todas las comunidades, los días 22 y 23 de abril, para coordinar y fortalecer sus luchas frente a la multitud de iniciativas que buscan convertir en mercancía bienes comunes imprescindibles para la vida humana.

Se trató del V Encuentro Nacional del Movimiento por la Defensa del Agua y los Territorios, que contempló una marcha plurinacional, cuyos ejes principales estuvieron relacionados con los impactos de las industrias extractivistas, como las forestales y salmoneras; la arbitraria agenda energética de empresas e instituciones del Estado; y la persistente violación de los derechos humanos que se evidencia por la devastación de nuestras tierras y ante los nulos avances en materia de acceso, distribución y desmercantilización del agua, entre otras materias.

Fundación EPES participó del encuentro, junto al Movimiento Salud para Todos/as (MSPT), en las mesas de trabajo que se desarrollaron en la jornada, específicamente en la temática de salud.

Lautaro López, coordinador de EPES Concepción, señaló que la actividad convocó principalmente a organizaciones que enfrentan conflictos socioambientales en sus espacios vitales, producto de los proyectos industriales contaminantes de transnacionales, tales como hidroeléctricas, termoeléctricas, salmoneras, forestales y minería, entre otras. “Esta intervención irresponsable y poco democrática de los territorios trae como consecuencia una alteración del entorno natural, de disponibilidad de agua, mar, aire y suelo contaminado, como el desastre socioambiental en Chiloé o en nuestra propia región, las consecuencias negativas que están generando los proyectos Embalse Punilla y Gas Natural Licuado Penco Lirquén (Octupus)”.

Para López, resulta necesario “aunar criterios y analizar de manera holística la realidad, siendo las condiciones ambientales un determinante fundamental de la salud. La intervención de los territorios se realiza sin la participación de sus habitantes, lo que termina afectando a toda la comunidad. Por ello, es necesario fortalecer la relación de las comunidades con su entorno natural, cuya finalidad no es una preservación del punto de vista paisajista, sino una relación equilibrada en donde la modificación del espacio permita una mejora positiva en el bienestar de la comunidad apuntando al buen vivir”.

El coordinador de EPES Concepción aseveró que “el modelo privatizador de los servicios sanitarios ha devenido en una precarización progresiva de la salud pública y una inmensa acumulación de utilidades por parte de quienes hacen negocio en el sector. Esto debe enfrentarse con una propuesta que permita sumar a la comunidad a una lucha por garantizar el derecho a la salud”.

 

Fotos de www.resumen.cl 

Share on LinkedIn