Centro Comunitario Las Cañas desarrolla proyecto sobre prevención comunitaria de incendios forestales

Share on LinkedIn

Bajo el lema “¡Desde los cerros creando comunidad y organización popular!” se desarrolló el proyecto que terminó por fortalecer la participación y el trabajo comunitario en Valparaíso.

Visita de EPES al centro comunitario

Valparaíso de Chile, 6 de abril 2018 (EPES).- Reducir la vulnerabilidad de la comunidad del Cerro Las Cañas, en Valparaíso, frente a los incendios forestales con la implementación de una estrategia de acción territorial basada en la participación social, mediante la capacitación en prevención, control y manejo para actuar ante este tipo de emergencias fue el objetivo del proyecto que lideró el Centro Comunitario Las Cañas, con el apoyo de EPES.

La iniciativa cumplió con el objetivo de fortalecer la capacidad de acción y gestión de la comunidad del Cerro Las Cañas con apoyo de capacitación e información, además de  elementos esenciales para que las y los pobladores puedan prevenir y controlar los focos de incendios que podrían amenazar sus viviendas y entorno inmediato.

El proyecto fue posible gracias al apoyo financiero de Ministerios Globales (Disciples of Christ and United Church of Christ).

Logros del proyecto 

Camila Jorquera y su hija

Camila Jorquera, educadora del Centro Comunitario Las Cañas y coordinadora del proyecto, aseguró que resultó muy importante la capacitación de bomberos respecto de la identificación de riesgos, las medidas y acciones inmediatas para amagar focos de incendios.

También destacó la utilidad del taller de primeros auxilios que compartió técnicas de reanimación, operativos, tipo de medicamentos, qué hacer en caso de alergias, heridas o picaduras. Asimismo, valoró la adquisición de un botiquín completo disponible para la comunidad en caso de emergencia.

La dirigenta social aseguró que “el proyecto permitió instalar una necesidad que no la habíamos visualizado, que es la prevención de los incendios. El Centro Comunitario Las Cañas es un espacio central en el cerro, desde donde se coordinan las ayudas cuando surge alguna emergencia”.

El proyecto también contempló campañas informativas sobre prevención y control comunitario de incendios. Se elaboró un mapa del Cerro Las Cañas que incluye los puntos seguros, zonas de riesgos como microbasurales, ubicación de organizaciones e instituciones que operan en el sector.

Se conformaron cuadrillas de trabajo, integradas por hombres y mujeres de Las Cañas y el sector El Lingue, capacitados para actuar ante una emergencia. Estas cuadrillas realizaron acciones de limpieza, eliminación de malezas y entrega de material informativo de prevención y control comunitario de incendios a la población de los sectores priorizados por el proyecto.

Trabajos de limpieza

Se habilitó un estanque de agua que permitirá acceder al recurso hídrico ante una emergencias, con capacidad de 2.400 litros. Además de la adquisición de herramientas necesarias para enfrentar emergencias de incendios que están a disposición de la comunidad.

Organización para transformar

Francisca Guerra, junto a su familia

Francisca Guerra, de 32 años, vive desde 2014 en el Cerro Las Cañas. Llegó hasta allí después del incendio de abril de 2014, el cual destruyó 3.000 viviendas y dejó sin hogar a 12.000 personas. Su motivación fue ayudar a las familias damnificadas.

Con Mario, su marido, junto a sus dos hijas pequeñas, participó de los talleres y acciones del proyecto.  Valora el impacto positivo que ha tenido en la población. “Se ha logrado generar conciencia en nosotros respecto a la importancia de la prevención de los incendios, que depende -en gran medida- de nosotros evitarlos, de nuestra organización, de nuestras acciones, de nuestro cuidado con el entorno”.

Francisca se muestra comprometida. “Queremos aplicar todo lo aprendido, estamos atentos a que no boten basura en las quebradas, de conversar con los vecinos, de crear conciencia en la comunidad”.

“Estamos rodeados de basura en el cerro, falta mucha conciencia y hay que ampliar la convocatoria para que se sume toda la comunidad a esta causa, tenemos muchos desafios”.

Coordinación con autoridades

El proyecto permitió iniciar un trabajo colaborativo entre la comunidad organizada del cerro, la Red de Emergencias con el Programa Quiero Mi Barrio, Carabineros y Bomberos.

En esta misma línea, existe un avance en el establecimiento de una estrategia comunitaria ante emergencia de incendios impulsada por el centro comunitario, conformada por la cuadrilla de trabajo y los/as educadores/as comunitarios, en coordinación con la XIV Compañía de Bomberos, la Municipalidad de Valparaíso y la Unidad Vecinal N º 62 del Cerro Las Cañas.

Mauricio Salazar

Luego de conocer el proyecto, la Municipalidad de Valparaíso accedió a apoyar en el proyecto al Centro Comunitario Las Cañas, instalando una batea durante dos días en las afueras del recinto. También se coordinó a través de la Oficina de Cultura municipal facilitar un escenario central, amplificación, sonidistas y contenedores de basura para una de las actividades de cierre de año.

Mauricio Salazar, director del Centro Comunitario Las Cañas, aseguró que “el impacto político que tiene un proyecto de este tipo es empoderar mucho más a la comunidad organizada. Nos estamos haciendo cada vez más fuertes, rebusteciendo el trabajo comunitario, trabajando con dignidad, formando equipos de trabajo. Seguimos contagiando con la energía del centro comunitario a más vecinos/as y sin duda los recursos ayudan mucho”.

“Queremos seguir fortaleciendo el trabajo colaborativo con EPES, mirando la educación popular como una herramienta de transformación personal y colectiva”, agrega Salazar.

Educación medioambiental para niños y niñas

Camila Jorquera asegura que el proyecto también vino a aportar al trabajo que el centro desarrolla con los niños y niñas

Se realizó la Ruta El Lingue, terreno donde se inició el incendio y que hoy su flora ha vuelto a renacer. Una caminata educativa que buscó concientizar a niños y niñas sobre la importancia del cuidado del Cerro Las Cañas, a través de la protección del medioambiente, la prevención, la eliminación de maleza y basura en las quebradas. También fue un momento de recreación y conocimiento del territorio.

En la actividad, que formó parte de las acciones del Programa “Verano en Acción”, participaron más de treinta niños y niñas del cerro.

El “Arbolito de los sueños” se realiza todos los años en diciembre y buca promover el reciclaje y por ende el cuidado del medioambiente. El 2017 se recolectaron más de 6.000 botellas, las cuales fueron cortadas y pintadas, en conjunto con el grupo de mujeres, los jóvenes facilitadores y niños y niñas del cerro.

Desafíos

Camila Jorquera dice que ampliar la convocatoria a más vecinos y vecinas del Cerro Las Cañas para que participen y se comprometan con el trabajo comunitario de prevención de incendios es uno de los principales desafíos. Además, continuar con las capacitaciones, profundizar los conocimientos sobre prevención y control comunitario de incendios.

El centro aspira a desarrollar campañas educativas de prevención de incendios más permanentes en el tiempo, durante el año.

Fortalecer el trabajo de la cuadrilla, mejorar la coordinación con bomberos e instituciones, además de equiparla con más materiales que se requieran para poder enfrentar las emergencias es otro de los desafíos. En definitiva, “dejar de ser un `ejército sin polera´ como nos decían a las y los pobladores que trabajamos en el centro comunitario por ser los primeros en responder y hacer frente al fuego, porque somos quienes mejor conocemos nuestro territorio, las rutas, el comportamiento del viento y tenemos el compromiso con nuestra comunidad”, precisa Mauricio Salazar.

Share on LinkedIn