[FOTOS] EPES dictó el Taller “La salud alimentaria es un derecho” en la Congregación El Buen Samaritano

Share on LinkedIn

Las participantes del taller compartieron y reflexionaron sobre los factores que determinan nuestra salud y alimentación: la posición social, género y el contexto en que vivimos y trabajamos.

Santiago de Chile, 4 de diciembre de 2018 (EPES).- Incentivar el consumo de comida saludable, demostrar la cantidad de azúcar en los alimentos ultraprocesados, e informar sobre las consecuencias de la mala alimentación en la salud fueron los objetivos de la acción comunitaria que organizaron hoy un grupo de mujeres que participan en la Congregación y Jardín Infantil El Buen Samaritano, de la Iglesia Evangélica Luterana de Chile, en Peñalolén.

La actividad fue parte del cierre del Taller “La salud alimentaria es un derecho”, impartido por Fundación EPES desde el 13 de noviembre.

Entregar herramientas teóricas y metodológicas para la promoción y recuperación de nuestra salud alimentaria a nivel comunitario, desde los enfoques de Derechos y Determinantes Sociales de la Salud, con énfasis en género, fue ek objetivo del taller.

El espacio de formación estuvo dirigido a mujeres del Jardín Infantil y Congregación El Buen Samaritano.

La acción comunitaria, que contempló la instalación de dos stand informativos y de degustación de comida saludable, estuvo dirigida al público en general, miembros de la congregación, niños y niñas que asisten al jardín, parvularias y apoderadas/os. Luego se evaluó colectivamente la acción comunitaria, y se procedió al cierre del taller con la entrega de certificados a las mujeres participantes y recetarios populares.

Enfoque de género 

En la segunda sesión del taller, las participantes reflexionaron en torno al concepto de género, como construcción social y determinante social de la salud, las estrategias de la industria para incentivar el consumo de productos ultraprocesados, y cocinaron y degustaron recetas creativas y de bajo costo a nivel familiar y comunitario, junto a niños y niñas del Jardín.

También abordaron los determinantes sociales de la alimentación, una mirada más allá de lo individual, mediante una presentación dialogada del desplazamiento de la dieta tradicional, mercantilización de los alimentos, entre otras temáticas.

En la tercera sesión, el Grupo de Mujeres Siembra y Cosecha Salud expuso sobre la clasificación de los alimentos y su afecto en la salud. Dirigió el trabajo grupal de reunir los alimentos según el nivel de procesamiento y cantidad de azúcar oculta, además de abordar las colaciones saludables y enfermedades asociadas a una mala alimentación. Se entregaron herramientas para el trabajo comunitario a través de una presentación dialogada sobre las experiencias de este grupo, cuyas integrantes fueron capacitadas por Fundación EPES.

El taller fue dictado por la educadora de EPES, Katie Bubriski, y la alumna en práctica de Trabajo Social, Lupita Ovalle.

Revise la galería de fotos de la acción comunitaria:

 

Share on LinkedIn