Fundación EPES condena la vulneración de los derechos humanos por parte de militares y exige la inmediata derogación del Estado de Emergencia en Chile

Share on LinkedIn

En medio de la peor crisis social y política después del fin de la dictadura militar, el equipo de Fundación EPES, institución comprometida desde hace 37 años por el derecho a la salud y la vida digna, manifiesta su preocupación y profundo dolor ante la vulneración de los derechos humanos a nuestro pueblo.


 

Personas asesinadas, víctimas de torturas, desnudamientos y vejaciones sexuales a mujeres, malos tratos a niños/as, uso desmedido de la fuerza al momento de la detención, golpes en rostros y muslos, entre otras vulneraciones, por parte de efectivos militares y carabineros han sido constatadas por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y cuyos antecedentes están siendo presentados ante los tribunales de justicia.

Ante estos graves hechos, Fundación EPES demanda al gobierno de Sebastián Piñera la inmediata derogación del Estado de Emergencia y el retorno de los militares a sus cuarteles.

EPES declara a la opinión pública nacional e internacional lo siguiente:

  • Las movilizaciones a nivel nacional evidencian el descontento social por las políticas impulsadas en las últimas décadas, bajo el modelo neoliberal, que han profundizado la desigualdad y la mercantilización de los derechos sociales, cuya responsabilidad es compartida por los gobiernos anteriores y quienes deben representar a la ciudadanía en el Congreso.
  • La mayor promoción de la violencia es la desigualdad, la cual no se aborda con represión militar, sino con justicia social y dignidad en salud.
  • Hay un conjunto de demandas de la ciudadanía que deben ser atendidas con urgencias y medidas concretas: derecho a la salud, educación, vivienda, pensiones dignas, trabajo decente, justicia de género, recuperación de los recursos naturales y bienes comunes.
  • Cualquier acuerdo o pacto para restablecer el estado de derecho tiene que incorporar a todos los actores sociales, pobladores/as movilizados, junto a la necesidad de cambios en el modelo de desarrollo.
  • El gobierno debe actuar con transparencia y ética en la entrega de información respecto a las cifras e identidad de personas muertas, heridas graves y detenidas. Hasta ahora, las comunicaciones intentan generar temor en la población y desinformación, al igual que durante la dictadura militar, negando la vulneración de derechos y legitimando el actuar de los militares.

Fundación EPES respalda el derecho del pueblo a manifestarse ampliamente por las legítimas demandas por justicia social y promueve la organización autónoma de asambleas populares territoriales. Agradece el apoyo de las y los amigos de la Red Por la Vida y la Dignidad, y hace un llamado a la comunidad internacional a solidarizar con el pueblo chileno, en particular con los sectores populares, que son los más afectados por el terrorismo de estado que se instala y acrecienta en Chile.

Santiago de Chile, 23 de octubre de 2019

Share on LinkedIn