Red Por la Vida y la Dignidad solicitó al Presidente Sebastián Piñera restablecer el estado de derecho en Chile y atender las demandas de la ciudadanía

Share on LinkedIn

La Red Por la Vida y la Dignidad apuntó al Gobierno como el principal responsable del descontento social, al haber minimizado las demandas de la ciudadanía orientadas a la superación de la desigualdad en el país.


Santiago de Chile, 22 de octubre, 2019.- Ante la más grave crisis política y social que enfrenta Chile desde el término de la dictadura militar, diversas iglesias e instituciones ecuménicas, organizaciones y movimientos sociales de pobladores, mujeres, estudiantes e indígenas de América Latina y el Caribe, agrupadas en la Red Por la Vida y la Dignidad, entregaron hoy una carta abierta al Presidente de la República, Sebastián Piñera Echenique, en el Palacio de La Moneda, mediante la cual solicitaron el restablecimiento del estado de derecho para hacer posible un diálogo constructivo que permita avanzar en las transformaciones sociales que el país necesita.

En la misiva, las organizaciones manifestaron su rechazo a la violencia y a las acciones vandálicas, que han costado la vida de al menos 14 personas y provocado la destrucción de numerosos bienes públicos y privados indispensables para la calidad de vida de toda la población. Advirtieron que tal rechazo a la violencia no puede significar que “no hay espacio para explicaciones”, como señaló el Ministro del Interior, Andrés Chadwick. Esta actitud, según la Red Por la Vida y la Dignidad, ha llevado al Gobierno a escoger el camino de “apagar el incendio con bencina”, refiriéndose a la decisión de decretar Estado de Emergencia.

foto red por la vida 2Para salir de la crisis social que enfrenta Chile se requiere una respuesta unitaria de todos los sectores: poderes del Estado, políticos, sociedad civil, iglesias y comunidades religiosas. “No será posible restablecer el orden público y la gobernabilidad sin restablecer las confianzas, y para ello es necesario que su Gobierno, pero también los demás sectores políticos, efectúen gestos creíbles de reconocimiento y pidan perdón por no haber sido capaces de discernir la profundidad de la indignación ciudadana”, dice la carta.

La Red Por la Vida y la Dignidad apuntó al Gobierno como el principal responsable del descontento social, al haber minimizado las demandas de la ciudadanía orientadas a la superación de la desigualdad en el país. Asimismo, hizo un mea culpa al reconocer que “nuestro prolongado silencio también nos hace cómplices y corresponsables de la tensión acumulada”.

La Red invitó a las organizaciones comprometidas con la paz, la justicia y los derechos humanos a adherir a la carta abierta.

Las organizaciones firmantes quedan disponibles para sumarse a eventuales iniciativas inclusivas de diálogo, o acciones públicas transversales de búsqueda de entendimiento, siempre y cuando se sustenten en el respeto y la empatía ante el descontento ciudadano.

Firma como organización o de manera particular AQUÍ

 

Share on LinkedIn