[VIDEO] «Luchas migrantes por la dignidad» fue el segundo programa del ciclo diálogos virtuales de Fundación EPES


La principal demanda de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes Chile, junto a diversas organizaciones de derechos humanos, a la que Fundación EPES también adhiere, es de “regularización y retorno sin condiciones”.


Santiago de Chile, 20 de junio 2020 (EPES).- En el marco del Ciclo de diálogos virtuales “Organización y resistencia en tiempos de pandemia» de Fundación EPES se desarrolló el segundo programa «Luchas migrantes por la dignidad», el miércoles 17 de junio de 2020, por Facebook Live de EPES.

En el panel participaron Rodolfo Noriega, de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes Chile; Paola Palacios, de la Secretaría de Mujeres Inmigrantes Chile y Negrocéntricxs; y Joan Maduley, de la Brigada Migrantes de Salud. En la conducción estuvo la periodista Isabel Díaz Medina, Coordinadora de Comunicaciones de Fundación EPES

En el contexto de pandemia se han profundizado las vulneraciones de los derechos de las personas migrantes. Negrocéntricxs levantó una campaña contra el racismo y la xenofobia, a partir de una serie de acontecimientos que han buscado poner de chivo expiatorio a la comunidad negra y migrante.

En el conversatorio se discutió respecto del discurso racista del gobierno y de los medios de comunicación, que no solo se ha dado a partir de la crisis sanitaria. Anteriormente, las autoridades acusaron directamente a la población migrante del incremento del desempleo, del colapso de los hospitales públicos, e incluso del aumento del VIH en Chile.

También se abordó la crítica situación que viven cientos de personas que están tratando de retornar a su país de origen. En su mayoría trabajaban en empleos precarios y fueron despedidas, por lo que quedaron sin ingresos económicos para subsistir, por lo que regresar a su país es la única opción que va quedando.

Muchas familias estuvieron semanas acampando en la calle para lograr una respuesta de los Estados. Algunas personas se encuentran en situación irregular sin obtener la residencia definitiva, lo que hace de esta situación mucho más compleja. Las personas quedan atrapadas en un sistema donde la regularización llega a ser casi imposible producto de las políticas del gobierno.

En medio de la pandemia, la reacción del gobierno en Portugal frente a la situación de los migrantes indocumentados fue facilitarles la regularización para garantizar el acceso al sistema de salud; y en Argentina se suspendieron las fechas de vencimiento y límites de residencia hasta nuevo aviso. En tanto, el gobierno chileno se niega a otorgar una solución humanitaria a las familias migrantes.