EMERGENCIA EN CONCEPCIÓN
 

CAMPAMENTOS DE PENCO

EPES CAPACITA EN MEDIACIÓN Y RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS COMUNITARIOS

16 de noviembre de 2010, Concepción Un día,  el volumen de la radio en una mediagua  molestó a los vecinos/as,  las conversaciones familiares eran escuchadas por otros/as. Así transcurre la vida producto del hacinamiento y escasa privacidad de la vida cotidiana en los campamentos.

Las viviendas de emergencia resolvieron la necesidad más urgente de los damnificados del terremoto/maremoto del borde costero de Penco: un techo. Pero también trajeron sus secuelas.

“Me siento segura,” dice una vecina, “pero enjaulada”. Subyacen conflictos – reales y aparentes–  de identidad y de intereses en  estas comunidades, construidas no por consentimientos e intereses comunes sino por una  catástrofe. Hay muchas divisiones: entre dirigentes, entre residentes de distintos sectores de origen, y en torno a la cohesión de férreos lazos familiares. 

Los roces no sólo dificultan la vida cotidiana; también impactan las metas del futuro, la  postulación a subsidios para la vivienda definitiva. “La comunidad dividida se debilita y disminuye sus capacidades de gestión de vivienda”, explica Vicky Norambuena, integrante del equipo de EPES Concepción.

En este contexto, Fundación EPES, con el apoyo de CIECH Chile y ACT Alianza,  organizó la visita de un mediador experto. Del 16 al 18 de noviembre 2010, Ernesto Castillo Zamora (chileno radicado en EEUU, con 20 años de experiencia en mediación para la Comisión de Derechos Humanos de Nueva York) trabajó con dirigentes/as de campamentos  de los distintos sectores de Penco (Bosquemar, Eben - Ezer, Refugio, Baquedano y Gente de Mar). Desde Talcahuano, participaron facilitadores/as de los talleres de recuperación emocional post-terremoto coordinado por EPES. También participó el equipo educativo de EPES y de la Iglesia Evangélica Luterana en Chile, Concepción
 
 
Actividad grupal con dirigentes

Además de las actividades en la sede de EPES Concepción, hubo mini-talleres con los comités de salud de los campamentos Bosquemar y Eben-Ezer, donde EPES ha entregado aportes materiales  para la protección de las mediaguas, apoyo psico-emocional (talleres), campaña de salud  sobre prevención de infecciones respiratorias agudas, talleres de primeros auxilios y emergencias,  y apoyo organizacional.

Los y las participantes practicaron juegos de roles, trabajos grupales y análisis de casos para recrear situaciones vividas que generaron conflictos en sus comunidades “La participación y la potencialidad de la gente que participó fue extraordinaria”, dice Castillo, quien adaptó los contenidos específicos de las sesiones de acuerdo a sus observaciones en terreno.

El resultado: los y las participantes “entendieron con claridad la naturaleza de los conflictos en sus propias comunidades”, dice Castillo, y que “existen formas más naturales y transformadoras de resolver estos conflictos sin recurrir al ataque, enfrentamiento o agresión”.

Según el especialista, “los estudiosos plantean que los y las mejores mediadores/as provienen de sus propios entornos”.

“El imaginario general entiende el conflicto como el desorden, el caos, la destrucción, el rompimiento del orden establecido”, nos explica. “Pero a través de las simulaciones de conflictos, juegos y discusiones posteriores, los propios participantes concluyeron que los conflictos no siempre son negativos y que, a través de mediación, pueden generar cambios positivos y transformativos para mejorar la calidad de vida y la convivencia”.

Este tipo de mediación y formación de mediadores y programas de mediación pueden ser “autogestionarias”, dice Castillo, “no necesariamente ligadas a programas gubernamentales de mediación”. Lo que se necesita para impulsarlos son organizaciones sociales que proveen los medios y las herramientas para esta tarea que, “a mi juicio, tiene una importancia fundamental en el contexto en que se desenvuelven las comunidades mas necesitadas en nuestro país”.

“Creo que la semilla quedó plantada durante el taller y ojala que dé frutos, dice Castillo. “En lo personal, me inspiró. Aprendí mucho de ellos y de sus comunidades. Tal vez yo aprendí más que ellos, lo que me deja en deuda”.

Son familias que han perdido repentinamente la base material de su vida: vivienda, enseres y frecuentemente el trabajo. Provienen de sectores de pescadores artesanales, recolectores/as de pelillo, trabajadoras de casas particulares, obreros de la construcción.

 

Muchas mujeres perdieron sus fuentes de ingreso que, aunque precarias, les permitían una cierta independencia económica. Pasaron a depender del aporte de sus parejas o de subsidios y han vuelto a desempeñar sus roles tradicionales de ama de casa, generando frustraciones.

En EPES, siempre abordamos los problemas desde un enfoque de género”, agrega Norambuena, educadora y  socióloga con 17 años de trabajo con EPES. “Por lo tanto, la mediación también se orientaría a abordar la prevención de situaciones de violencia de género”.  

Ernesto Castillo, mediador, entre medio de juego de roles.
 

Con las técnicas aprendidas, EPES Concepción espera realizar un nuevo curso de mediación comunitaria dirigido a exclusivamente a mujeres. Antes de la visita de Castillo, el equipo de EPES Concepción ya había coordinado un taller de “Organización y Liderazgo Democrático” con la participación de  dirigentes/as de los cinco campamentos de Penco.

“Nos comentaban de la poca disposición para el diálogo”, dice Norambuena. “Por ejemplo, una dirigenta con intención de dialogar con otra comienza saludándola, pero no le responde. Le invita a conversar y  le responde que no, que se aleje, porque no va a lograr nada.”

También le llamó la atención  “el nivel de daño” que puede  provocar  la ayuda asistencialista no contextualizada.

“Los recursos proporcionados por instituciones estatales con estrategias clientelistas han producido rivalidades y divisiones en la comunidad,” observa Norambuena. “Se preocupan de entregar los bienes materiales o beneficios, pero no abordan paralelamente los aspectos psico-sociales que permitan evitar las disputas y vivir la vida en armonía”.

Pero no toda ayuda es igual, según constatan otras visiones.“EPES ha estado todo este tiempo ayudándonos”, le comentó una vecina. “Hemos tenido todo tipo de ayuda, tanto material como psicológica. Ha sido una ayuda bien completa la que nos ha dado EPES”.

 

 

PENCO: INAUGURACIÓN DE SEDE COMUNITARIA

El 6 de agosto fue un día de mucha alegría en Bosquemar, con la inauguración de la sede comunitaria del campamento  donde EPES Concepción ha estado trabajando durante meses, reforzando las viviendas para enfrentar el invierno, acompañando a las familias en su lucha para reconstruir sus hogares y sus vidas.

EPES instaló electricidad y el aislante, pintó y amobló la sede, transformando una inhóspita y ventosa media agua  en una sede donde los residentes  del campamento celebran reuniones, se capacitan hacen pan y llevan a cabo todo tipo de actividades comunitarias.

Para celebrar, se horneó pan en los nuevos hornos de barro  detrás de la sede y se ofreció un bollo de tamaño familiar a cada una de las 50 familias que viven en Bosquemar.

La sorpresiva visita del senador Eduardo Frei, ex presidente de Chile, le dio un toque aún más festivo a la inauguración.

La placa colocada en la puerta de la sede dice:
“Un espacio para trabajar juntos para hacer realidad los sueños de la gente de Playa Negra, Gente de Mar y Penco Centro, afectadas por el terremoto y maremoto del 27 de febrero de 2010.”

EPES agradece a Action of Churches Together (ACT, Acción Conjunta de Iglesias) y  Action for Health in the Americas (AHA). Acción para la Salud en las Américas) por su apoyo en este trabajo.

 
Horneando pan
     

Sede comunitaria del campamento Bosquemar

     
 

La placa

 

Lautaro López (a la izq.) y Vicky Norambuena (centro), de EPES, muestran al senador Eduardo Frei (de corbata roja) el pan horneado para la comunidad.

 

EN PENCO: REFUGIO Y APOYO

El campamento Bosquemar alberga a 50 familias que antes vivían en el borde costero de Penco y cuya subsistencia dependía del mar. Son trabajadores/as  independientes, de poca escolaridad y bajos ingresos, que ahora deben vivir en las media aguas que les proporcionó el gobierno;  las que no tienen agua ni baños, compartiendo letrinas comunes y duchas de agua fría.

Pero gracias a una oportuna intervención, estas 150 personas  ahora pueden pasar el invierno a resguardo de la humedad y el frío, bajo techos reparados, muros con aislante, ventanas con vidrios, estufas a gas, cocinillas y camas de verdad. 
   
Colocación de forro exterior de lata
Madera para reparar
   
Cinco generaciones de mujeres viven en la casa de  Zunilda Barrales (ver foto), donde las primeras lluvias estropearon el colchón donde vive su abuela de 104 años. EPES reemplazó la cama por un colchón antiescaras.

No más goteras en el techo

Los residentes de Bosquemar ponen la mano de obra cuando es posible. Una encuesta puerta a puerta realizada por EPES ayudó  a diagnosticar las prioridades.

Rev. Scott Duffus, del directorio de AHA, y su madre Gloria ayudan a Carolina y su madre
 
   

EPES compró balones de gas para reemplazar los peligrosos braseros abiertos de carbón que muchas familias  usaban para calefaccionar y cocinar. Con un equipamiento más seguro para cocinar, las familias además comen mejor.

No hay agua en las media aguas, pero ahora hay estufa

 
   

Enfocar en las mujeres

Muchas de las mujeres aquí son el único sostén de sus familias y la tarea de reconstruir el hogar recae sobre sus hombros. EPES les ofreció talleres de apoyo emocional, una experiencia única para mujeres que jamás habían participado en una iniciativa similar.

   
El estrés postraumático y tener que adaptarse a una nueva comunidad de personas extrañas es sólo una parte del desafío.  Los daños a lo largo del borde costero han significado la pérdida de sus medios de subsistencia. Para las mujeres, esto ha significado no sólo la pérdida de un ingreso, sino también de la autonomía que les otorgaba tener un empleo fuera de la casa.

El curso de primeros auxilios y salud que EPES está llevando a cabo en la sede comunitaria constituye una primera etapa de capacitación y recuperación. El curso de 10 semanas ayudará a mujeres como Sandra Mora, quien, antes de la destrucción de su casa y barrio, trabajaba “cuidando a viejitos”, proporcionando nuevos conocimientos y  fomentando liderazgo y activismo comunitario. 

 

Talleres de recuperación emocional
 

 

LA EMERGENCIA LLEVA DE VUELTA A EPES “A SUS PRIMEROS TIEMPOS”

 

“Esta catástrofe echó por tierra varias suposiciones y nos llevó de vuelta a los primeros tiempos de EPES” dice el Dr. Lautaro López, director de EPES Concepción.

Los terremotos los llevamos en la sangre, por lo que no fueron las sacudidas de la tierra lo que más nos sorprendió, sino la falta de una respuesta organizada. La mayor parte del apoyo llegó desde la gente del barrio, desde las organizaciones locales.

La estrategia de EPES es identificar a las comunidades que pueden recibir mejor la ayuda para hacerse cargo y movilizarse. El campamento Bosquemar de Penco reunía estas características. No éramos extraños allí, ya que conocíamos desde hace muchos años a los pescadores y recolectores de algas, sus sindicatos y sus puestos de venta.

Lautaro López y Marco Garrido (Comité Intereclesiástico de Emergencia de Chile, CIECH) reunidos con líderes locales

Identificamos a los líderes, hicimos de mediadores entre ellos y les ayudamos a  realizar una evaluación puerta a puerta de su situación. Dada la mala calidad de las viviendas que recibieron, una tarea prioritaria era reforzarlas para enfrentar el invierno. También colaboramos con el equipamiento de la sede comunitaria, y actualmente estamos llevando a cabo allí un curso de primeros auxilios para mujeres.

“Da la sensación que EPES ha vuelto a sus orígenes: trabajar en campamento de condiciones precarias, que, en este caso, no se originó por una toma de terrenos sino que por un desastre natural, donde estamos capacitando a mujeres en salud y vivienda, y promoviendo acciones colectivas.”


 
VIDEOS
     
VIVIENDA DE EMERGENCIA MEJORADA, GRACIAS AL APOYO DE EPES.   VIVIENDA DE EMERGENCIA: NI APTA, NI ACEPTABLE.
 
Sandra Mora, quien perdió su casa en el tsunami, nos muestra las reparaciones hechas a la mediagua que habita en el Campamento Villa Bosque Mar. (Ver la mala calidad de la construcción original en video anterior).

La ayuda de EPES, de la municipalidad, sus hermanos y la nueva organización comunitaria le han devuelto el ánimo.

Ahora espera con entusiasmo el curso de primeros auxilios que EPES va a dar en el campamento y espera terminar de forrar su casa. (L. Shallat, mayo 2010)

  Sandra Mora, quien perdió su casa por el tsunami, muestra las dificiencias de su mediagua de emergencia de una sola habitación, con amplios espacios entre las tablas y ventanas abiertas.

EPES va a ayudar a las familias del Campamento a proteger sus casas con ventanas, pisos y forro externo antes que llegue el frío invierno con fuertes vientos y lluvias.

También les ayudará a equipar la sede comunitaria y desarrollará capacitación en primeros auxilios y otros temas de salud, incluyendo la prevención de las enfermedades respiratorias que el crudo invierno del sur de Chile siempre trae
     
 

 
26/07/2010
Ceremonia para Celebrar el cierre de Comfort for Kids in Penco
El viernes 2 de julio, en la comuna de Penco, Región del Bio Bío, se desarrolló la actividad de cierre del programa Comfort for Kids -Consuelo para niños y niñas- implementado por Fundación EPES con el apoyo de Mercy Corps. En la actividad participaron aproximadamente 150 niños y niñas de un total de 200, acompañados en su mayoría por algún adulto cercano, padre, madre, abuelo, abuela, entre otros
Por Sandra Castañeda
 
 

 
26/06/2010
TALLERES DE RECUPERACION EMOCIONAL para niños y niÑas en talcahuano

La Asociación Cultural Mapuche Wepu Repu conduce este taller de recuperación emocional para niños mapuche con un toque muy especial enseñanza de mapudungun y orgullo mapuche.

El taller es uno de 40 experiencias en cinco ciudades organizado por EPES para llegar a más de 1.000 niños y niñas en Concepción, Chile.

 
 

 
22/06/2010
TALLERES DE RECUPERACION EMOCIONAL: “AHORA SÉ QUÉ HACER SI HAY OTRO TERREMOTO”

Ya comenzaron los talleres de recuperación emocional post-terremoto/maremoto para niños y niñas en la región del Bio Bio, coordinados por EPES desde su sede en Concepción.
A fines de mayo,  800 niños y niñas de Talcahuano, Penco, Coronel, Hualpén, San Pedro de la Paz y Chiguayante estaban participando en  40 talleres de apoyo psico-social  gracias el apoyo de Mercy Corps.Con el inicio de nuevos talleres en las próximas semanas, el programa llegará a  más de 1000 niñas, niños y jóvenes..


ver más   >>
 

 
19/04/2010
PROGRAMAS DE recuperación EMOCIONAL PARA NIÑAS Y NIÑOS DE LA REGION DEL BIO BIO / 5
En tres arduos días de capacitación, se formaron 58 facilitadoras/es, para llevar a cabo los dos  Programas de Recuperación  Emocional  en Hualpén, Penco, Talcahuano y Coronel, los que permitirán llegar a 1.600 niños y niñas aproximanadamente.
En el Centro de EPES en Concepción, desde el 14 al 16 abril se realizaron las capacitaciones, en cuya última jornada, profesoras/es, psicólogas/os, trabajadoras/es sociales y líderes comunitarios, que participaron de las capacitaciones,  se comprometieron con entusiasmo a trabajar una o dos veces por semana con  sus jóvenes vecinas/os  y/o   alumnas/os.  Los programas durarán entre 8 a  12 semanas para que las y los participantes  logren disipar los malos recuerdos y los miedos después del terremoto.
 
       
Equipo EPES y Mercy Corps   Dinámica en taller de formación de facilitadoras/es del Programa “Hacia Adelante”   58 facilitadoras/es capacitadas/os  en el programa de Reconstrucciçon Emocional “La Historia de Mi Terremoto y Maremoto en Chile”

EPES CONCEPCION: LOS PRIMEROS DIAS DESPUES
     
 
EPES Concepción entrega agua.
 
Niños juegan al terremoto, en la comuna
de Húalpen, Concepción, Chile.
 
 

 
TERREMOTO EN CHILE
 

EPES manifiesta su consternación por el gran terremoto que sacudió a nuestro país el 27 de febrero en la madrugada, y por las numerosas personas fallecidas, desaparecidas y dos millones de damnificados que se contabilizan hasta ahora, que son cifras que cada día se están actualizando y aumentando.

Especial preocupación tenemos por la situación de la región del Bio  Bio,  área donde hemos trabajado por más de 27 años promoviendo  la organización de las comunidades y su  derecho a la salud, lugar donde se encuentra nuestra  sede regional.  Esta región, que fue una de las más afectadas por el terremoto se encuentra devastada, sin agua, luz, combustible y con falta  de acceso a víveres básicos.

Por los problemas de comunicación existentes, todavía no tenemos información sobre la situación personal y familiar de todos nuestros colegas de EPES Concepción, que esperamos se encuentre bien y sin daños que lamentar. Así también, todavía no conocemos  el impacto real del terremoto en nuestro Centro, solo sabemos que  se encuentra sin los servicios básicos como agua luz, teléfono, gas y que  hay muchos destrozos al interior.

La buena noticia dentro de esta tragedia, es que Lautaro López, el coordinador del centro en  EPES Concepción y médico de profesión nos ha informado hoy, que desde un pozo que hay en el  patio del Centro de EPES se está sacando agua  que  está abasteciendo a 150 personas  de las comunidades cercanas y que se está ayudando  a organizar a la comunidad frente a esta tremenda  adversidad.

  1. Queremos compartir  también que desde el día de ayer EPES es parte del
    Comité Intereclesiástico de Emergencia Chile 2010, cuya tarea principal
    es responder de forma coordinada con la ayuda proveniente de iglesias y de organizaciones ecuménicas desde el extranjero,  hacia las comunidades más
    afectadas. Participaron en la primera reunión representantes de la
    Iglesia Metodista, Iglesia Evangélica Luterana en Chile, Iglesia Misión Apostólica Universal, FASIC, SEPADE,  CLAI Chile y EPES.


Como uno de los principales acuerdos de este Comité estaba la visita a
la región del Bio Bio  para  dar una palabra de aliento, y acompañar  a nuestros compañeros y compañeras, colegas, pastores, y amigos, así  como poder tener un diagnóstico de la situación real y de las principales  necesidades. El viaje tuvo que ser postergado para otra fecha, por el nivel de violencia en la zona y  por no tener las garantías en seguridad que permitieran cumplir con el objetivo de levantar un diagnóstico en terreno. Apenas se den las condiciones, EPES estará viajando a Concepción.

Amigas y amigos, queremos  agradecer a todas y todos los numerosos mensajes recibidos, expresándonos su solidaridad, preocupación, amistad y acompañamiento en estos momentos, los cuales agradecemos profundamente y que nos ayudan a mantenernos en pie.  Muchos  de ustedes  nos han preguntado como ayudar, sabemos que la reconstrucción material, social  y mental  en la región del Bio Bio será muy compleja, con necesidades de corto y largo plazo y que EPES Concepción tendrá  un rol importante allí, es por eso que a quienes pueden colaborar con EPES enviando dinero lo pueden hacer en Chile a través del sistema  donar con tarjeta, que son  donaciones con cargo a tarjetas  de créditos ingresando directamente a nuestra página web http://www.epes.cl en el icono Contamos Contigo “Dona Ahora!”

Para donaciones  en Estados Unidos lo pueden  hacer a través de  nuestro partner Action for Health in the Americas (AHA), que esta  semana estará llevando a cabo una campaña  de solidaridad y amistad con EPES Concepción y las comunas con las cuales ha trabajado durante 27 años. Checks can be made out to AHA and mailed to:

Action for Health in the Americas
c/o Prince of Peace Lutheran Church
4 Northcrest Drive
Clifton Park, NY  12065-2744

En Canadá, se puede donar a través de un fondo establecido para apoyar al trabajo de EPES, Canadians for Popular Education in Health.   Se puede donar en línea ingresando a http://tidescanada.org/funds/health/canadians-for-popular-education-in-health-epes-fund/.  La información sobre donaciones por cheque está en http://tidescanada.org/donate/. Se dan recibos caritativos para contribuciones de $25 o más.

GRACIAS POR SU APOYO!

Un abrazo con esperanza y agradecimiento,
EQUIPO EPES

2 de marzo 2010

Al equipo EPES le gustaría agradecer a todos y cada una de las organizaciones y las personas que han dedicado de su tiempo para acompañarnos en estos difíciles momentos y decirnos: "¡PRESENTE! ¡¡ESTAMOS CON USTEDES!! "
VER CARTA DE AGRADECiMIENTOS AQUÏ

A seis meses del sismo, y mucho por hacer:
>RENDICIÓN DE CUENTAS
>CIECH - Comité Intereclesiástico de Emergencia de Chile

Terra.cl publica articulo sobre el Programa de Recuperación Emocional para niños y niñas de la región del Bio Bio, a cargo de Fundación EPES en colaboración con Mercy
Corps.
Vaya a la noticia desde AQUI.
 
 
arriba Arriba    

Santiago: Gral. Köerner 38, P 30 Gran Avenida, El Bosque. Casilla100, Correo 14, La Cisterna    
Fono (56-2) 54 87 617, Fax: (56-2) 54 86 021, Email: epes@epes.cl     
Concepción: Cautín 9133, Población René Schneider,  Hualpén. Fono/Fax: (56-41) 247 0570. E-mail: epes@chilesat.net