Difunden información sobre identidades de género en establecimientos de salud


Michel Riquelme de la Organización de Transexuales por la Dignidad de la Diversidad (OTD)

Michel Riquelme de la Organización de Transexuales por la Dignidad de la Diversidad (OTD)

Santiago, 22 de agosto de 2012 (EPES).- Discriminación, exclusión, violencia y muerte de personas trans e intersex por falta de atención o mal trato dentro del sistema público de salud, no deben volver a repetirse. Es la exigencia de la Organización de Transexuales por la Dignidad de la Diversidad (OTD), que es planteada en su proyecto “Trans‐formando el derecho a la salud”.

Michel Riquelme, dirigente de la OTD y coordinador del proyecto asegura que “es fundamental la circulación de información y educación sobre identidades de género en los establecimientos de salud, para terminar con la discriminación”.

Dentro de las minorías sexuales, los transgéneros son los más vulnerables, los más invisibilizados socialmente.

El MINSAL ha emitidodocumentos referidos a las atenciones de salud de las personas transexuales y transgéneras, sin embargo no son obligatorios de cumplir por parte de los servicios de salud público. Por ello se hace necesario apelar a información y educación de los funcionarios para que los cumplan.

Según el diagnóstico de la organización, el sistema de salud no cuenta con un proyecto de salud integral que aborde las temáticas requeridas para un proceso de tránsito de género, como tampoco, educación e información a funcionarios y médicos para dar un trato digno a las personas trans e intersex.

Michel Riquelme explica que “nos enfocamos principalmente en el tema de la información, dirigida a las personas trans y a los funcionarios del sistema público de salud, porque por la experiencia que tenemos como organización, es uno de los aportes más valiosos y lo que la gente más busca y necesita”.

La OTD es una organización sin fines de lucro que dignifica y empodera a personas transexuales, educando y sensibilizando a la comunidad.

SIN DERECHO A LA SALUD

Michel Riquelme asegura que “el no reconocimiento de la identidad de género, o sea quienes decimos que somos, genera muchas dificultades y la pérdida de derechos, entre ellos el derecho a la salud. Los estereotipos y las estigmatizaciones hacia las personas trans por parte del sociedad, nos van marginando”.

“No existe una política de salud desde una perspectiva de derechos humanos que se haya implementado aún en el sistema público y que asegure el respeto de las personas trans e intersex y nuestras necesidades de salud”, señala Riquelme.

Según el dirigente, “la discriminación hacia las personas transexuales comienza a muy temprana edad. La sociedad constantemente está controlando el género de sus integrantes. Entonces las personas trans comenzamos a aislarnos porque nuestros deseos chocan inmediatamente con la barrera social del género. Hay personas trans que no saben leer, ni escribir porque dejaron el colegio debido al bullyingy la violencia a la que estaban expuestas”.

Lo mismo ocurre con el derecho a la salud. “Las personas trans vivimos con una escasez de atención en el sistema de salud, porque generalmente no vamos a los consultorios, a los hospitales, porque somos duramente discriminadas”.

EL TRABAJO Y LOS VÍNCULOS
Michel Riquelme señala que “como OTD hemos realizado vínculos de trabajo con grupos de lesbianas, de homosexuales, y más recientemente con organizaciones feministas. Antes de hacer mi tránsito de género y estar en la Organización OTD me definía como lesbiana, y participaba activamente en espacios de lesbianas feministas”.

“Para mi el feminismo ha sido súper revolucionario y siempre he querido mantenerme en esos espacios. Porque independientemente si como personas trans nos hormonamos o nos operamos y logramos acceder al derecho de la salud, creo que debe haber un cambio más profundo político y social”, relató Michel.

“No saco nada con ser una persona trans que se opera, se hormona, se cambia el nombre el sexo y pasa a ser una persona “normal” en la sociedad, si igual soy homofóbica, travestifóbica, o machista. En ese sentido el feminismo es un aporte a nuestro grupo porque nos hace ver elcambio social de una manera más global no solamente conseguir los derechos que nos hacen falta”.

PROYECTO “TRANS‐FORMANDO EL DERECHO A LA SALUD”
Riquelme informa que “OTD realizó en el mes de agosto un focusgroup del proyecto “Trans‐formando el derecho a la salud”, donde participaron alrededor de 20 personas trans e intersex de nuestra organización para recopilar la información básica y prioritaria que debemos difundir”.

El proyecto contempla crear una página web donde se publicarán bibliografía sobre salud y personas trans, derechos humanos, cómo funciona actualmente el sistema de salud para las personas trans, las prestaciones que requerimos las personas trans e intersex, datos de especialistas, resultados de operaciones, cuidados del tratamiento hormonal, reducción de daños, despatologización, entre otros temas.

Además, la iniciativa generará material gráfico con la información contenida en la web como afiches, folletos informativos, sticker con la dirección del sitio web.

El proyecto contempla finalmente difundir estos materiales en redes de salud, como el Hospital Sótero del Río, Ministerio de Salud, Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, y Hospital San Borja Arriarán, entre otros; y comunidades de personas trans e intersex.