EPES: “El caso de Karina visibiliza el entramado patriarcal que está en las instituciones que administran justicia en Chile”


karina_sepulveda_230x230

Santiago, 14 de junio de 2013-(EPES)_ Este viernes al mediodía se conocería el fallo del nuevo juicio que enfrenta Karina Sepúlveda, de 35 años, víctima durante 18 años de violencia grave y sistemática por parte de su pareja, y contra el cual disparó causándole la muerte.

Karina fue formalizada en octubre de 2011 por el Juzgado de Garantía de Puente Alto por parricidio. Después de 15 meses en prisión preventiva, en el Centro Penitenciario Femenino de San Joaquín y también en la Cárcel de San Miguel, el 17 de enero de 2013 se conoció la sentencia. Karina fue absuelta en virtud del eximente estado de necesidad exculpante, que contempla la Ley de Femicidio promulgada en diciembre de 2010.

Con posterioridad, la Fiscalía solicitó la anulación del juicio a la Corte de Apelaciones de San Miguel. En Marzo de 2013, la corte acoge el recurso de nulidad y la absolución de Karina fue revocada.

Anita Peña, Educadora de Fundación EPES, asegura que “el testimonio de Karina es un reflejo de la violencia sistemática que viven mujeres en nuestro país. El machismo mata; y está instalado en nuestra cultura e instituciones que las mujeres debemos estar al servicio de otros. En el caso de Karina se visibiliza el entramado patriarcal que está en las instituciones que administran justicia en Chile”.

“El fiscal a cargo no puede tratar este caso según los parámetros de cualquier homicidio. Karina actuó en defensa propia, fueron 18 años de violencia que limitó su vida y autonomía. Es de suma urgencia que Fiscales tomen conciencia activa de los factores específicos que movilizan a una mujer a defenderse de esta forma de su agresor”.

Este jueves diversas organizaciones feministas y de mujeres asistieron a los alegatos finales tanto de la Fiscalía como de la defensoría.

La Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres ha desarrollado una fuerte campaña en las redes sociales exigiendo “JUSTICIA y ABSOLUCIÓN para KARINA”.

“Asombro y vergüenza provoca oír a los fiscales ‘especialistas’ en violencia intrafamiliar, su total ignorancia acerca de la violencia hacia las mujeres, de la legislación nacional y de los tratados internacionales suscritos por nuestro país. Para ellos, el estado de necesidad exculpante contemplado en la Ley de Femicidio, que argumenta la defensoría en el caso de Karina, sería un monstruo jurídico que instaría a las mujeres a matar”, señala la declaración de la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres.

Agrega que “indignan estas y otras aberrantes expresiones vertidas por la fiscal Erika Maira tales como que las mujeres hacen ejercicio de su propia libertad y eligen quedarse con el golpeador; o que antes (Claudio Reyes) la golpeaba con sentimientos, que había dulzura en su relación, como ahora eran golpes sin sentimientos, ella (Karina Sepúlveda) sintió rabia y lo mató. Con esta lógica, que culpabiliza a las mujeres de la violencia machista que reciben, funcionan quienes en nombre del Estado de Chile tienen la misión de perseguir los delitos de violencia intrafamiliar”.

“Resulta una paradoja que el Estado chileno en vez de estar implementando medidas reparatorias para Karina Sepúlveda, su hijo e hijas luego de haber sido absuelta, actúe como un ente persecutor al someterla a juicio por segunda vez”, señala la declaración de la Red.