¡Hasta siempre compañera Rebeca Godoy!, voz reconocida en el canto social y político chileno


“La recordaremos siempre con su vitalidad, compromiso intransigente, solidaridad y alegría». ¡Hasta siempre compañera Rebeca!, ¡Te queremos y recordaremos siempre!

 

rebeca

Rebeca Gogoy, en la celebración de los 30 años de Fundación EPES, el 23 de noviembre de 2012.

Santiago de Chile, 21 de agosto de 2013 (EPES).-Rebeca Godoy, una de las voces más persistentes del canto social y político en las últimas cuatro décadas en Chile, falleció este martes producto de una enfermedad que en las últimas semanas la había tenido internada en el Hospital Salvador y en el Hospital Luis Tisné.

“Rebeca nos acompañó con su fuerza y su voz en tantos momentos de alegría y celebración. El más reciente, el 25 de noviembre de 2012 en la celebración del 30 aniversario de Fundación Educación Popular en Salud. La recordaremos siempre con su vitalidad, compromiso intransigente, solidaridad y alegría», señaló Rosario Castillo, Secretaria Ejecutiva de EPES.

¡Hasta siempre compañera Rebeca!, ¡Te queremos y recordaremos siempre!

Su historia con la música y compromiso social

La de Rebeca Godoy es una de las voces más persistentes en la canción comprometida de las últimas cuatro décadas en Chile, entregada a su vocación por la música latinoamericana entre sones de bolero, ranchera, tango, vals peruano y la raíz folclórica chilena, así como a las causas sociales desde sus inicios como artista a mediados de los años ’70, señala la enciclopedia de la Música Popular.

Desde boleros universales y canciones populares como «Dos gardenias», «Piensa en mí», «La llorona» y «Tres veces te engañé» hasta el tango «Qué buena fe», canciones como «Nicaragua, Nicaragüita», grabaciones más recientes como «Nada ganamos», «Canta, compañero», de la compositora argentina Teresa Parodi, y la raíz afro de «Tango negro». Además de su versión para el éxito «Resistiré», popularizado por el Dúo Dinámico, son parte del amplio repertorio que Rebeca Godoy cultivó en sus versiones siempre sentidas y personales.

La propia cantante sitúa en una retrospectiva personal sus inicios en 1975, en dos peñas santiaguinas: La Siembra, donde recordaba haber subido por primera vez a un escenario, y La Parra, donde fue invitada a continuación por el cantor Pancho Caucamán. Fue ese circuito artístico germinado como temprana respuesta de resistencia a la dictadura de Pinochet el que acogió los primeros pasos musicales de Rebeca Godoy, quien también se presentó en peñas como La Fragua, El Yugo, Cantamérica y La Casona de San Isidro.

En paralelo llevaba además sus canciones a actos solidarios, ollas comunes, sindicatos, escuelas y colegios profesionales y en especial en poblaciones de la capital como La Victoria, La Legua, La Bandera y Villa Francia, donde fue parte de talleres, grupos de canto, iniciativas de alfabetización y encuentros de poesía entre otras actividades. Al mismo tiempo tocaba en institutos binacionales como el chileno-alemán, el chileno-británico y el chileno-francés en su sedes de la capital y Valparaíso.

Según su bitácora también hizo giras por Alemania, Bélgica, Holanda, Suecia, Suiza, Inglaterra, Francia, Dinamarca y Luxemburgo. En Suecia recorrió desde Gotemburgo hasta Estocolmo y en Alemania actuó en ciudades como Stuttgart, Frankfurt, Weisbaden, Koblenz y Kolh, invitada a giras y actuaciones dieciocheras. Del mismo modo cantó también en Canadá ya entrados los años ’80, con visitas a ese país registradas en 1981, 1985 y 1989 y con paradas en Toronto, Montreal, Edmonton, Calgary y Vancouver, entre otras. Y en Centroamérica actuó en Panamá, El Salvador y Nicaragua, donde asistió en al décimo aniversario del gobierno sandinista.