Médicos APS exigen un cambio de actitud al Ministerio de Salud que permita fortalecer Sistema público


La Atención Primaria de Salud sobrevivió a una nueva campaña de invierno, “pasamos agosto”. Pero nadie puede cantar victoria porque… pasamos con “lo justo” y, en muchos lados, quedamos en deuda. ¿Por qué? Porque la autoridad nos sigue negando los recursos económicos y humanos suficientes para sacar la tarea adelante.
13/09/2013
image
El Ministerio de Salud no sólo ha ignorado nuestras exigencias como médicos de Atención Primaria sino que ahora más encima culpa de la falta de médicos en los hospitales a los propios colegas, como lo hizo con los anestesistas. ¿Dónde está la mirada de política pública? ¿Cómo culpar a los médicos por no contratarse en hospitales y consultorios, si los recursos para ello son entregados a las clínicas privadas? Ha sido este Gobierno quien ha transferido 560 mil millones en lo que va de año, potenciando que los colegas sean contratados por el sector privado!!!Con un porcentaje de aquello podríamos mejorar la Atención Primaria de Salud. Con un agregado, la Atención Primaria de Salud NO LUCRA; las clínicas y centros privados, sí.Este invierno NO fue fácil para los médicos de APS. Pero sobre todo no fue fácil para los usuarios del sistema público. Gracias a la campaña de denuncias, de transparencia que impulsamos como Agrupación Nacional de Médicos de Atención Primaria, los pacientes nos hicieron ver su reclamo ahogado: las colas en los consultorios fueron eternas; la constante falta de medicamentos (lo que encarece la Salud justamente de los que menos tienen); en muchas regiones, los médicos tuvimos que atender a más de 100 personas en un solo turno!!!, poniendo en riesgo al paciente, a nosotros mismos y a nuestros principios éticos.

Este invierno NO fue fácil en el sistema público de Salud. Debemos recordar que se evaluó incluso decretar alerta sanitaria en más de una región, al estilo de lo sucedido en La Tirana. Es decir, una vez más, se buscó responder a la emergencia pero NO invertir en prevención.

La Atención Primaria de Salud debe caminar a constituirse en el eslabón más fuerte de la Red de Salud, porque aquí se juega la posibilidad de que las personas NO enfermen, de que estén sanas; de que no sea necesario que saturen las salas de espera de consultorio y SAPUs, y que no colapsen los servicios de urgencia de los Hospitales ni las hospitalizaciones en camillas y sillones, afectando algo que debería ser inviolable en una relación médico-paciente: la dignidad de las personas.

Invertir en APS redunda en beneficio de toda la Red de Salud. Es la apuesta más eficiente, más efectiva y la más equitativa. Eso no lo decimos sólo nosotros, sino TODOS los investigadores y organismos internacionales serios, entre ellos, la OCDE y la OMS.

Por ello, seremos majaderos respecto al rol del Estado en este desafío:

1. Requerimos una Política Nacional de APS y no abandonar este nivel tan importante de atención solamente a lo que pueda hacer cada municipio. Si el Estado asume o no la administración es otro debate; lo que no puede renunciar es a la responsabilidad de entregar recursos suficientes y de fijar estándares en cantidad de médicos, tiempo de atención, sueldos, asignaciones, acceso a medicamentos, exámenes, espacios físicos adecuados y participación de los usuarios.

2. Especialmente, requerimos una política de desarrollo del recurso humano médico en APS, que permita atraer y retener a los profesionales. Porque si algo hemos demostrado los médicos que pertenecemos a la Agrupación de Médicos APS es que tenemos voluntad de trabajar en el sector público; sólo esperamos que el Ministerio de Salud responda en concordancia, con dignidad laboral ante nuestra vocación.

Sabemos que lograr esto no ocurrirá de la noche a la mañana, por ello hemos exigido al Ministerio de Salud abrir una primera etapa de negociación donde enfrentemos algunos temas prioritarios que nos permita avanzar progresivamente en esa dirección y no en otra.

Tras las movilizaciones que hemos protagonizado durante todo el mes de agosto, nos hemos enterado que el Ministerio se estaría allanando a una primera negociación sobre estos temas antes que termine septiembre. Esperamos que así sea, aunque nos molesta la actitud diletante, tenemos la esperanza de que al interior del Ministerio se trabaje por dar respuesta a los anhelos legítimos que hemos expresado médicos y usuarios del sistema público de Salud, literalmente, desde Arica a Punta Arenas.

Los médicos de APS estamos más unidos que nunca y, lo más importante, no estamos solos. Nos sentimos respaldados por la población usuaria y sus organizaciones sociales. Nuestra movilización ha sido junto con ellos y no en contra. Y es tiempo que la autoridad entienda que también debe estar junto a ellos y no en contra.

Agrupación Nacional de Médicos de Atención Primaria