Trabajadores y usuarios inician paro contra la concesión del Hospital Sótero del Río


Trabajadores y usuarios del Hospital Sótero del Río inician paro en protesta por la concesión del recinto asistencial. En defensa de la salud pública, exigen al gobierno detener el proceso de privatización. 

Foto de manifestación anterior de trabajadores y usuarios en contra de la concesión del Hospital Sótero de Río.

Foto de manifestación anterior de trabajadores y usuarios contra la política concesión hospitalaria.

Santiago, de Chile. 11 de noviembre de 2013. (EPES).- Trabajadores del Hospital Sótero del Río, agrupados en la Fenats y Fenpruss, junto a la Red Metropolitana de Usuarios de Salud, iniciaron hoy un paro que se prolongará por tres días contra la concesión del recinto asistencial.

La movilización comenzó con la toma de la Avenida Vicuña Mackenna en el frontis del hospital.

Los trabajadores exigen al ministro de Salud, Jaime Mañalich, que detenga la firma de publicación de las Bases de Licitación de la Concesión del recinto asistencial, trámite que está programado para el jueves 14 de noviembre en el Ministerio de Obras Públicas.

La dirigenta de la Asociación de Profesionales del Hospital Sótero del Río (Aprus), Sandra Olivares, señaló a la agencia UPI que los funcionarios demandan que el ministro paralice el proceso de licitación, hasta que se reúna en una asamblea de «participación ciudadana» con el personal y los usuarios, donde se puedan discutir los alcances de la concesión.

Manifestó además que el ministro Mañalich en una oportunidad detuvo un trámite similar que afectaba al Hospital Barros Luco.

Sandra Olivares dijo que hay preocupación de los funcionarios y de los usuarios debido a «una inminente privatización en el nuevo hospital» Sótero del Río y eventuales despidos por las modificaciones en los contratos.

En el hospital, en el que trabajan unos 300 funcionarios, «se pretende concesionar a privados todo el edificio, y los equipamientos no clínico y médico. De ahí la importancia de discutir el tema en una asamblea participativa y con la presencia del ministro de Salud».

Para febrero de 2014, antes que se inicie el próximo Gobierno, está programado que el Ministerio de Obras Públicas adjudicará la concesión.