Tras Jornadas de Reencuentro y Reflexión, Educadores de las Escuelas Internacionales de EPES buscan coordinarse por el derecho a la salud


En las Jornadas se compartieron las experiencias y el impacto que tiene la Educación Popular en la región, a partir de la Escuela Internacional que EPES organiza cada año desde el 2010. 

foto-oficial

Santiago de Chile, 2 de enero de 2014 (EPES).- Con la convicción  de que se debe avanzar en fortalecer la coordinación de educadoras/es populares por el derecho a la salud en Latinoamérica, concluyeron las Jornadas de Reencuentro y Reflexión: Compartiendo Experiencias, Desafíos y Nuevas Propuestas en Salud y Educación Popular, convocadas por Fundación EPES.

Las Jornadas, realizadas desde el 27 al 29 de noviembre, tenían por objetivo compartir y reflexionar sobre los aprendizajes de Educación Popular y/o salud comunitaria, que se generaron a partir de las cuatro Escuelas Internacionales de EPES. Asistieron personas provenientes de Puerto Rico, Uruguay, Chile, Perú, Estados Unidos, El Salvador, Haití, Argentina, y Bolivia. Las monitoras de los Grupos de Salud, capacitadas por EPES, tuvieron una activa participación en las jornadas, aportando con sus saberes y experiencias comunitarias en las mesas de trabajo.

El miércoles 27 de noviembre expuso Mario Garcés Durán, Doctor en Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile, quien se ha destacado como un educador e investigador de los procesos populares y de la memoria histórica de trabajadores y pobladores de Santiago. Actualmente es profesor de la Universidad de Santiago de Chile y Director de la organización ECO, Educación y Comunicaciones.

El historiador Mario Garcés expone antes las participantes de las Jornadas.

El historiador Mario Garcés expone antes los/as participantes de las Jornadas.

Mario Garcés presentó su ponencia “Educación Popular, movimientos sociales, y acción política en salud hoy. Algunas claves para el debate y la reflexión”.

El historiador señaló que al igual que en la educación el proceso de privatización en la salud genera segregación. Surge la pregunta de cómo se explica que pese a existir un malestar respecto al sistema de salud, eso no se traduzca en un movimiento social por la salud. Según Garcés, la diferencia con lo que ocurre en educación, el problema es la ausencia de un sujeto político en salud.

En el debate, se planteó el estudiar las oportunidades para la construcción de un movimiento social por la salud. Para dicha tarea es clave la educación en términos que la salud es un derecho social, no una mercancía, la que debe ir acompañada de la movilización ciudadana activa.

El jueves 28 de noviembre, las mesas de trabajo abordaron los temas de “Espacios de formación y su impacto en las prácticas en salud comunitaria”.

Desde Puerto Rico, la educadora en salud pública Aurines Torres Sánchez expuso las lecciones de un proyecto para la formación de líderes en salud y acción comunitaria entre indígenas Maya en el norte de Guatemala. “La mejor formación de liderato en salud es la que se da en un proceso genuino donde el educador permite que la experiencia transforme sus conocimientos y creencias, honrando el valor del contexto en que se encuentra, convirtiéndose en otro aprendiz. Los campesinos e indígenas de origen Maya Q’eqchí rescataran los aprendizajes y saberes de sus antepasados en beneficio de la búsqueda de soluciones en salud”, señaló Aurines.

epes-morena-ok

Morena Barraza, de El Salvador, Lautaro López, coordinador de EPES Concepción y Karen Anderson, Directora de la Escuela Internacional de Educación Popular.

Morena Barraza, de la Red Alforja de El Salvador, presentó el tema “Emergencia amigable con el derecho a la educación”. Según la educadora, la superación de la crisis y el retorno a la normalidad de miles de niñas, niños y adolescentes, pasa por procesos de atención psicosocial que incluyen la recreación y la generación de condiciones para el retorno y la continuidad educativa en las mejores condiciones.

De Chile, Michel Riquelme, de la Organización de Transexuales por la Dignidad de la Diversidad (ODT) expuso “Identidad de Género y Salud de las personas trans”.

Bajo la coordinación del Rv. Lizandro Orlov de Argentina, se presentó la Mesa “Comunidades de fe y la Educación Popular”. Allí expusieron Kari Eller de Bolivia, de Capacitando al Pueblo de Dios, un proyecto de la ELCA, y Ana María de la Jara de Perú, de la Congregación San Juan Camino de Esperanza de Lima.

Ana María relató su experiencia de Educación Popular con niños y niñas para generar conciencia medioambiental. A través del juego, láminas generadoras y material educativo los niños/as lograron tomar conciencia de su entorno y buscar soluciones frente a la contaminación de sus territorios.

También expuso el educador mexicano Fernando Molina, de PEACE (Popular Education and Comunity Empowerment) USA, quien destacó el aporte de EPES para el trabajo que realiza con la comunidad latina en Estados Unidos.

Luego del debate, los/as participantes partieron rumbo a la población La Bandera, junto a las monitoras de los Grupos de Salud, para la creación de un mural por el derecho a la salud y vida digna, de la mano del artista Carlos Lizama. El calor de la tarde, no mermó la alegría y la inspiración en cada uno de los trazados. Luego de la acción comunitaria se realizó una convivencia compartiendo alimentos saludables en la sede del Grupo de Salud Llareta.

Los/as participantes de las Jornadas de Reencuentro luego de la creación del Mural en la población La Bandera.

Los/as participantes de las Jornadas de Reencuentro luego de la creación del Mural en la población
La Bandera.

El viernes 29 se realizó la tercera y última Jornada de «Reencuentro y Reflexión: Compartiendo Experiencias, Desafíos y Nuevas Propuestas en Salud y Educación Popular», convocada por Fundación EPES.

En la Mesa “Servicio de salud local y Educación Popular”, coordinada por la historiadora María Stella Toro se presentaron las experiencias nacionales de Arica, Quilicura y Huechuraba, y el ámbito internacional estuvo a cargo de Wesly Elize, de Haití.

Wesly Elize señaló que una de las mejores herramientas para transformar las condiciones de vida en Haití es la Educación Popular, que conoció en la Escuela Internacional de EPES realizada en enero de 2013. “En Haití tenemos una alta población de analfabetos, que no tiene ninguna posibilidad de acudir a la escuela, por lo que a través de la EP hemos encontrado el camino para la transformación social que necesitamos”.

Al mediodía, se presentaron los puntos claves para los nuevos desafíos de Educación Popular en Salud en la región, en base a lo expuesto y debatido en las primeras dos jornadas. Luego los/as participantes trabajaron en grupos para presentar en el plenario evaluaciones de las jornadas, sugerencias y desafíos.

La actividad final de reflexión y debate estuvo acompañada de dinámicas, juegos y del canto latinoamericano. El cierre de las Jornadas fue emotivo y -según los participantes- re-inspirador, anhelando prontos reencuentros.

m-eugeniaok

María Eugenia Calvin, de EPES, junto a las monitoras de salud y las educadoras que participaron de las Jornadas.

María Eugenia Calvin, encargada de Planificación de Fundación EPES, se mostró satisfecha por los resultados de las Jornadas. “En el reencuentro conocimos por parte de diversas organizaciones hermanas en Latinoamérica de la aplicación de la metodología y los enfoques difundidos por EPES. Nos hemos sentido desafiadas también a abordar nuevos temas. Se instala con fuerza la problemática de la desigualdad de género, el desafío que implica trabajar en situaciones de emergencia y lo que significa generar alianzas con los movimientos sociales”.

Calvin agregó que “hemos constatado que la Educación Popular es una forma de vida, que nos obliga a cambiar nuestra manera de entender el conocimiento, de valorar el saber de los otros, de co-construir nuestros diagnósticos, recogiendo realmente lo que las personas piensan que son sus necesidades. Esto podría genera un cambio muy importante en materia de políticas públicas y en las relaciones de poder entre las instituciones y las comunidades”.

Por su parte, el Pastor Luís Álvarez presidente de la Iglesia Evangélica Luterana de Chile, dijo que “EPES es la mejor expresión de lo que creemos que la Iglesia debe hacer en servicio a los necesitados, excluidos y discriminados, de los que han quedado fuera de las estructuras del poder. En momentos en que la educación y la salud son una mercancía, este reencuentro nos permite pensar que otro mundo es posible”.