Nueva visita de EPES a Valparaíso en apoyo a trabajo comunitario en Cerro Las Cañas


Fundación EPES respondió a la emergencia, iniciando un trabajo en coordinación y apoyo al Centro Comunitario Las Cañas, que funciona como un espacio de acopio de ayuda, comedor comunitario que prepara diariamente unos 300 almuerzos, y lugar de reunión y organización de las y los pobladores.

1010371_10201075495728643_7434290748811367270_n

Foto: Equipo EPES en Centro Comunitario Las Cañas

Valparaíso, de Chile. 13 de mayo de 2014 (EPES).-A un mes de producido el mega incendio que afectó a los cerros de Valparaíso, las pobladoras y pobladores daminificados continúan sobreviviendo precariamente en sus sitios. Las primeras mediaguas instaladas exhiben su nula impermeabilidad. Al frío del invierno y las lluvias, se suma la amenaza de la erosión de los suelos desnudos. También el riesgo sanitario y de enfermedades producto del clima, la escasez de agua, y la mala alimentación.

La situación es más precaria y riesgosa para quienes viven en las tomas de terreno en las quebradas de los cerros. Allí las comunidades viven con el miedo permanente de ser erradicadas o no recibir los mismos beneficios que se otorgarían a quienes cuentan con títulos de dominio.

Tras el incendio, que dejó más de 2.900 viviendas destruidas, 12.500 personas damnificadas y 15 víctimas fatales, miles de voluntarios y organizaciones sociales a nivel nacional se movilizaron para responder a la emergencia. Despejaron una enorme cantidad de escombros desde los sitios devastados por el fuego, y realizaron campañas de recolección de productos de primera necesidad, como alimentos, ropa y artículos de aseo. Hoy poco queda de los 15.000 voluntarios que trabajaron en los cerros durante las primeras semanas luego de ocurrido el siniestro. Las familias necesitan apoyo para preparar el terreno y levantar sus mediaguas. Los camiones no suben, por lo que el traslado de paneles se hace a pulso.

Los damnificados denuncian que las autoridades no se han hecho presente en el lugar, no suben a los cerros, no se resuelven las necesidades más urgentes y no hay información sobre las soluciones de fondo, evidenciado la inoperancia de las estructuras municipales y gubernamentales.

En este escenario, la organización de las comunidades será fundamental para luchar por sus reivindicaciones.

Fundación EPES respondió a la emergencia, iniciando un trabajo en coordinación y apoyo al Centro Comunitario Las Cañas, que funciona como un espacio de acopio de ayuda, comedor comunitario que prepara diariamente unos 300 almuerzos, y lugar de reunión y organización de las y los pobladores.

El equipo de EPES visitó, este lunes 12 mayo, el centro comunitario para reunirse con el grupo de voluntarios que trabaja en el lugar, recorrer los cerros y conversar con las personas damnificadas sobre sus carencias y necesidades.

Las y los vecinos sienten impotencia porque aseguran que el incendio y las muertes se podrían haber evitado. El incendio ocurrido el 12 de abril fue precedido por otro de gran envergadura registrado en febrero de 2013, que destruyó 105 viviendas y afectó a 1.200 personas. Los contundentes informes y evidencia sobre los riesgos de producirse incendios en la zona de la catástrofe fueron desoídos por las autoridades. Esta semana los vecinos del Cerro Las Cañas realizaron una velatón para recordar a los fallecidos, reflexionar sobre lo vivido y pensar en el futuro, para proyectar un proceso de reconstrucción participativo y con dignidad.

1924877_10201075425086877_972741665645055578_n 10363822_10201075424766869_2563525285792585571_n 10325131_10201075425046876_2021657376189265534_n