Convocan a paro nacional de salud


La presidenta de la Red de Usuarios de Atención Pública Metropolitana, Rosa Vergara, afirmó que se suman al paro y exigen que los dineros destinados a las clínicas privadas se repongan al sistema público de salud.

marcha-sotero-no alaprivatizacion23 de junio de 2014. (EPES).- Ante el déficit estructural de financiamiento, inequidad en el acceso y calidad de atención del sistema público de salud, los trabajadores de la red hospitalaria y organizaciones de usuarios convocaron a un paro nacional para los días 25 y 26 de junio.
Entre las principales demandas se cuentan el detener el lucro en salud, poner término al sistema de concesión hospitalaria y la entrega de recursos públicos para la construcción de los futuros establecimientos en todo el país.
El presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud (FENATS), Oscar Riveros, afirmó que además exigen al Gobierno resolver la deuda hospitalaria, que entre 2012 y 2013 creció un 68,6% en un año, alcanzando un récord histórico que superó los 100 mil millones de pesos.
“La movilización busca mejorar la atención de salud para la población. Están considerados los turnos éticos para atender a los pacientes en cada hospital paralizado”, precisó Riveros.
La presidenta de la Red de Usuarios de Atención Pública Metropolitana, Rosa Vergara, afirmó que se suman al paro y exigen que los dineros destinados a las clínicas privadas se repongan al sistema público de salud.
En Chile se ha consolidado un modelo de salud, cuyo eje es la complementariedad público-privada, que legitima el traspaso de fondos fiscales al sistema privado, que en 2013 alcanzaron los U$1.187 millones.
Vergara llamó a los usuarios a empoderarse y denunciar las carencias del sistema de la salud pública. “Seguimos con largas listas de espera, cinco o seis horas en los hospitales para una atención, con falta de medicamentos tanto en la atención primaria, como en los hospitales”.
El paro nacional por la salud se inscribe en un proceso de construcción unitario para resolver la desigualdad, declararon los convocantes.