Presidenta Bachelet recibe informe de Comisión de Isapres que propone un Seguro Único de Salud


Entre las propuestas de la comisión, una visión mayoritaria impulsa la creación de un Seguro Único de Salud, que busca avanzar en la equidad en el sistema de seguridad social.

Santiago de Chile, 8 de octubre de 2014 (EPES).- “Ésta es la primera etapa de un camino que comenzamos a transitar para que Chile tenga un sistema de salud que se merezca: moderno, solidario y justo, que ayude a terminar con las desigualdades y marginaciones que aún existen en materia de derechos”. Así lo señaló la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, en la ceremonia de entrega del informe elaborado por la Comisión de Isapres. 
Luego de meses de trabajo, la instancia presentó esta mañana una propuesta de un nuevo régimen jurídico para el sistema privado de salud. (Descargue Informe AQUÍ)

El 14 de abril de 2014 se creó la comisión con el objetivo de proponer un proyecto de reforma al aseguramiento de la salud en Chile, que aborde los problemas de discriminación por riesgo y segmentación existentes; controlar las alzas de precios y su variabilidad; regular planes en cuanto a beneficios y co-pagos; y generar una propuesta que considere una mirada global del financiamiento del aseguramiento y de los prestadores.
Entre las propuestas de la comisión, una visión mayoritaria impulsa la creación de un Seguro Único de Salud y seguros privados complementarios voluntarios regulados.

Solidaridad y equidad en salud

Los integrantes de la Comisión acordaron que la búsqueda de alternativas de solución debía orientarse hacia avanzar en la construcción de un sistema de seguridad social para el conjunto de la población. Sobre esta base, se valoró la solidaridad como un principio básico de seguridad social, en cualquier diseño del sistema.

La presidenta Bachelet explicó que “este informe propone mejoras para el sistema privado. Busca que sea coherente con los principios de seguridad social y también promueve mayor equidad y solidaridad entre quienes optan por las ISAPRES”.

Sin embargo, la Jefa de Estado precisó que “éste es un tema que también concierne al sistema público de salud”. Esto, “porque la necesidad de salud de las personas es una sola, y lo que ocurre en un sector tiene importantes efectos en el otro”.

Según la mandataria, “como Gobierno nuestro objetivo es avanzar hacia una cobertura que contemple el acceso a un conjunto de servicios de salud que estén garantizados a todos los ciudadanos con una protección financiera lo más alta posible”.

Asimismo, “creemos que la solidaridad debe ser otro concepto central. Eso significa que todos y todas hagamos un aporte a la salud de todos. Adicionalmente, el principio de la equidad se debe ver reflejado en que las prestaciones de salud se reciban de acuerdo a la necesidad de las personas y no a su capacidad de pagar por ellas. Y, a la vez, en que quienes tienen más recursos, aporten en mayor medida a financiar este sistema”.

La presidenta Michelle Bachelet se comprometió a que el Gobierno trabajará en la redacción de un proyecto de ley de Isapres, basado en las propuestas entregadas por la Comisión Asesora, que permita terminar con aquellos problemas que se han identificado y que afectan al sector privado de salud.

Se requiere de voluntad política
En su discurso, la mandataria no se pronunció acerca de la propuesta de un Seguro Único de Salud, que también desde el Congreso solicita su creación un grupo de diputados, a través de un proyecto de acuerdo.

En efecto, por 38 votos a favor, 5 en contra y 2 abstenciones, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto que solicita a la Presidenta de la República que envíe una iniciativa legal para que el Fondo Nacional de Salud (FONASA) se transforme en el Seguro Único de Salud de Chile, financiado mediante todas las cotizaciones de previsión de salud del conjunto de la población, y también mediante aporte fiscal, avanzando hacia un sistema de seguridad social.
El texto agrega que el Fondo Único de Salud recolecta obligatoriamente todas las cotizaciones y el aporte fiscal, con la consiguiente mancomunación de recursos para el financiamiento del sistema y avanzando hacia la cobertura universal de salud y equidad en la atención.
Cabe consignar, que los proyectos de acuerdo son peticiones o manifestaciones de voluntad política que se hacen llegar al Ejecutivo, buscando incidir en, por ejemplo en este caso, una política pública donde el Parlamento no tiene atribuciones para impulsarla porque compromete gastos al Estado y eso la Constitución lo prohíbe.

Habría que ver si los autores de este proyecto (Jackson, Sepúlveda, Boric, Castro, Fuentes, Torres, Mirosevic, Monsalve, Robles y Cariola) mantendrán la bandera al tope e insistirán en el punto durante la discusión del Presupuesto.