Presupuesto en salud descarta construcción de hospitales vía concesiones


El anuncio de la presidenta Bachelet en cadena nacional sobre los montos asignados para el presupuesto de la República para el año 2015, aseguró 1000 millones de dólares específicos para gastos en salud, la mayoría a infraestructura.

Captura de pantalla 2014-10-05 a la(s) 23.43.02

1 de octubre de 2014 (El Desconcierto).-  Según informó la mandataria en su discurso, el gasto público para el año 2015 “en relación al presupuesto del presente año, crecerá un 9,8%” y destacó que la propuesta contiene los compromisos de su programa de gobierno, es decir educación, salud y protección social.

Para el sector salud, Bachelet aseguró que “aumentará en un 85% los dineros destinados a inversión pública en salud respecto a 2014”, lo que significa 1.000 millones de dólares para el 2015.

Gran parte de esta inversión se traducirá en la construcción de 20 hospitales durante el periodo de estos cuatro años de gobierno y destaca que al menos 18 de ellos serán construidos de manera tradicional y no por concesión a privados.

Las fuertes movilizaciones que levantaron los trabajadores del Hospital Salvador en contra de la reconstrucción del hospital vía concesión generó un profundo debate respecto de este modelo, en donde empresas privadas construyen y gestionan los hospitales públicos.

Finalmente el Ministerio de Salud decidió frenar la concesión de la administración del Hospital Salvador y se acotó solamente a su construcción. La crítica de los funcionarios se suma a los constantes problemas técnicos que administrativos y médicos han presentado en los dos primeros hospitales concesionados de Maipú y La Florida.

El senador Fulvio Rossi asegura que “las concesiones no han demostrado ser ni mas rápidas ni mas baratas, por lo tanto no son más eficientes que la modalidad tradicional”.

Matías Goyenechea, director de la Fundación Creando Salud, valora el aumento de inversión por vía tradicional para la construcción de hospitales y señaló que “nosotros lo que hemos visto es que es necesario generar -como se está proponiendo un proceso de reforma- que los presupuestos tiendan a fortalecer aún más al sector público para prepararlo para una reforma estructural. Si no tenemos esa capacidad, el sector público que atiende a un 80% de las personas, va a tener dificultades para asumir un proceso de reforma”.

Tareas para la Salud Pública

El senador Rossi destaca que el aumento del presupuesto en salud pública permitirá “mejorar la calidad de la atención y avanzar en la solución de las listas de espera” y agregó que “es fundamental avanzar en la contratación de más especialistas en la compra de mas ambulancias y programas odontológicos que el año 2015 beneficiarán a un millón de personas”.

Desde la Fundación Creando Salud, destacan que es crucial “pagar a costo real las atenciones en salud. Hoy se paga menos de lo que cuestan las atenciones, entonces los hospitales se endeudan”, destacó su director. Entre otras tareas urgentes, también agregaron la necesidad de “satisfacer las necesidades de salud de la población vía aumento del financiamiento per cápita en los consultorios” y la reducción de los traspasos al sector privado por compra de camas y servicios a clínicas.

Goyenechea apunta a que si bien en Chile hay una cobertura universal de salud y cada vez se han acrecentado los presupuestos para invertir en el sector público, aún no se logra asegurar la cobertura total de las enfermedades a pacientes ya que con la implementación del Plan Auge, muchas enfermedades quedan sin cobertura, incluyendo la atención odontológica.

Uno de los problemas de los centros asistenciales, según explica Goyenechea, es que se mantiene “la lógica del auto financiamiento que está instalada en todo el sistema, lo que opera aquí es una especie de mercado del sistema público con precios mal hechos”.