6 de diciembre: Jornada Territorial por la Defensa del Agua y la Vida


Nuestras demandas centrales: acabar con el lucro de las aguas, derogar los instrumentos privatizadores (artículo 19 número 24 de la Constitución y código de aguas de 1981), y establecer mecanismos eficientes para devolver el agua a la tierra, a las comunidades y a los ecosistemas, siguen pendientes y vamos a luchar hasta que se concreten.

Por Movimiento Social por la Recuperación del Agua y la Vida

Hace tres años, organizaciones y territorios de todo Chile nos articulamos y generamos un proceso de movilización que hoy ha instalado al agua como preocupación
social y la ha transformado en objeto de la agenda política. Somos más de 80 organizaciones en proceso de conflicto socioambiental, unidas por el agua.
Luchamos para proteger nuestras aguas en cantidad y calidad frente a la depredación minera, energética, forestal y agroalimentaria que los gobiernos vienen imponiendo y resguardando.
El 2014, mientras nuestros cultivos se siguen secando, mueren vecinos tratando de ahondar sus pozos y encontrar el agua cada vez más esquiva y se enferman nuestros hijos con la contaminación, el gobierno se dedicó a estudiar nuestra situación para hacer una propuesta, y reparar el absurdo de ser el único país con el agua privatizada en el mundo.
Así, el 8 de octubre, publicó su propuesta, sin los bombos y platillos con los que durante todo el año mantuvo altas nuestras expectativas. Vía Indicación Sustitutiva al Proyecto de ley que reforma el Código de Aguas, propuso:

  • Mantener el regalo de las aguas a privados, pero ya no a perpetuidad sino que por 30 años, y solo para el 20% de aguas disponibles que aún no han sido entregadas. El 80% de nuestras aguas seguirá teniendo dueños que la transen en el mercado mientras nosotros nos morimos de sed.
  • Reconocer que es más importante el agua para las personas que para los negocios, pero las megaempresas podrán seguir secando las economías locales y los ecosistemas, porque no hay ningún mecanismo de resguardo.
  • Seguir regalando las “aguas halladas” a la megaminería, sin necesidad siquiera de informar a la DGA de los alumbramientos.
  • No asegurar caudales ecológicos mínimos en las cuencas.
  • Asegurar solo la provisión de agua potable a los APR, dejando afuera la provisión de derechos para pequeños agricultores y comunidades indígenas.
  • Continuar con la política de entregar derechos provisionales en acuíferos sobre-otorgados, o sea que tienen me- nos agua de lo que el mercado dice, pero que apelando a la “propiedad” los dueños del agua los estrujan.
  • Permitir el trasvasije de agua de una cuenca a otra, o el cambio de puntos de captación en zonas declaradas de prohibición, o sea, no entender los límites que la naturaleza está imponiendo.
  • Entregar derechos en áreas hasta hoy resguardadas, como las Reservas Nacionales, los Santuarios de la Naturaleza, Monumentos Naturales, los sitios Ramsar donde se encuentran gran parte de los salares, o los lugares sagrados -y por lo tanto elementales- para las cosmovisiones indígenas.

    La propuesta del gobierno es un atentado a la vida y a la dignidad. Están destruyendo al país, sin visión de futuro.
    Los gremios empresariales como la Sociedad Nacional de Agricultura, el Consejo Minero o la Confederación de la Producción y el Comercio, fueron escuchados, LOS TERRITORIOS NO.
    El carácter de “indicación sustitutiva” supone que todo lo que se había avanzado en el parlamento debe ser rediscutido ¡se nota que ellos no tienen sed todavía!
    Esta respuesta del gobierno es un engaño a la opinión pública: El proyecto no está al nivel de los países OCDE, viste de avances cuestiones ya existentes como las “nuevas” atribuciones de la DGA o las débiles restricciones en sitios protegidos.
    Nuestras demandas centrales: acabar con el lucro de las aguas, derogar los instrumentos privatizadores (artículo 19 número 24 de la Constitución y código de aguas de 1981), y establecer mecanismos eficientes para devolver el agua a la tierra, a las comunidades y a los ecosistemas, siguen pendientes y vamos a luchar hasta que se concreten.

MOVILIZARSE ES URGENTE…

… el programa de Bachelet quiere quintuplicar el agua dulce para la minería en Atacama, duplicarla en Antofagasta, regiones declaradas en escasez y repletas de camiones aljibes. El modelo forestal, agroalimentario y energético también quiere ser profundizado…

HAY QUE REACCIONAR AHORA

Todas las personas y organizaciones que quieran recuperar el agua frente a la sequía impuesta, bienvenida la gran manifestación, el pequeño gesto, la intervención o la reunión. Lo que se haga súbanlo a recuperaciondelaguaylavida/blogspot.com y fortalezcamos nuestras redes.