EPES imparte Taller de Alimentación, con enfoque de género, para trabajadores/as de la salud y de escuelas de El Bosque


Susana Jiles explica que “es importante tener en cuenta que en el acto cotidiano de alimentarse confluyen una serie de factores ambientales, biológicos, políticos, económicos y simbólicos».

2 de octubre de 2015 (EPES).- Fundación EPES inició el Taller de Alimentación y Cocina Saludable, desde el enfoque de los Determinantes Sociales de la Salud, Derechos, con especial énfasis en la temática de género, dirigido a funcionarios/as de la salud y profesionales de escuelas de la comuna de El Bosque.

Esta actividad se coordinó con el Departamento de Promoción de la Dirección de Salud y el Departamento de Bienestar Escolar de la Dirección de Educación.

El taller, dirigido por la educadora de EPES y antropóloga Susana Jiles, permite a las y los asistentes reflexionar sobre los factores económicos, políticos, sociales y culturales que determinan nuestra salud y alimentación, identificar las causas y consecuencias que tiene una mala alimentación; y aprender y compartir la experiencia de cocinar balanceado, entretenido y a bajo costo a nivel familiar y comunitario.

Susana Jiles, educadora de EPES, con las y los participantes al taller.

Chile ha experimentado durante los últimos veinte años importantes cambios demográficos y epidemiológicos, que han dado como resultado un aumento en la prevalencia de la obesidad, así como de otras enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT), tales como dislipidemias, hipertensión arterial, síndrome resistencia insulina, diabetes mellitus tipo 2 e hígado graso y cuya prevención está fuertemente relacionada con la nutrición y alimentación desde etapas precoces de la vida.

De acuerdo al Ministerio de Salud, el 2012 el sobrepeso y obesidad en niños/as menores de 6 años considerando la referencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) alcanzó el 32,8% y 10,3%, respectivamente.

Susana Jiles explica que “es importante tener en cuenta que en el acto cotidiano de alimentarse confluyen una serie de factores ambientales, biológicos, políticos, económicos y simbólicos. A partir de lo cual se hace necesario comprender la alimentación como una práctica de clases, un marcador étnico y de género; ámbito donde se juega la salud y enfermedad, como un acto donde se construye el ser y su comunidad”.

Agrega que en el ámbito de la promoción para la recuperación de la salud alimentaria incorporar el enfoque de los Determinantes Sociales de la Salud (DSS) y enfoque de derecho, con énfasis en género permite entender que el acto cotidiano de alimentarse y el estado nutricional de las personas, dependen de las condiciones sociales, económicas, políticas y culturales en las cuales se desarrolla la vida de los individuos y grupos sociales.

En este contexto, es deber del Estado generar las condiciones que permitan a las personas tener una vida digna y sana, resguardando el derecho a tener una alimentación cultural y nutricionalmente adecuada.

A partir de estos planteamientos, el taller de EPES se orienta a generar espacios de reflexión, articulación y propuestas desde la sociedad civil en torno a esta problemática, entendiendo que su alarmante prevalencia a nivel nacional es consecuencia de la desigualdad e injusticia social.