Saludo de EPES en los 30 años del Círculo de Mujeres por la Salud


Este miércoles 18 de noviembre de 2015, el Círculo de Mujeres por la Salud celebró sus 30 años de vida, en el Centro Cultural de la Comuna de El Bosque, donde recibió el reconocimiento a su trayectoria y compromiso de parte de Fundación EPES.  

El saludo de EPES al grupo Círculo de Mujeres por la Salud, en su 30º Aniversario. 

Buenas tardes a todos y todas

Saludamos en este día con profunda admiración los 30 años de esta valiosa organización, cuyo nacimiento y desarrollo ha estado lleno de sorpresas, de rupturas, de rebeldías y de redescubrirse en la convicción de que juntas podemos.

Los orígenes del grupo se remontan a 1984, cuando Mónica y la hermana Anita de la Capilla El Molino se acercaron a la oficina de EPES en Ñuñoa porque querían hacer algo más por las familias y mujeres del sector, porque ayudar con algo de comida, no era suficiente. Querían aprender de salud, agrupar a la gente, organizarse y también poner un policlínico.

Empezamos a trabajar con algunas de sus integrantes ese mismo año con talleres de nutrición y sexualidad. En 1985 realizamos el curso de salud preventiva que da origen al grupo de salud de San Bernardo.

Desde los inicios conocimos a un grupo de mujeres que luchaba a diario para sacar adelante sus familias, que buscaba las maneras de generar solidaridad y apoyo cotidiano entre mujeres, resistiéndose a caer en la desesperanza y confiando en las capacidades colectivas para superar el temor y mantener los sueños en alto.

CÍRCULO DE MUJERES POR LA SALUD REBELDES SIEMPRE

Como grupo de salud sus integrantes van siendo reconocidas por las y los pobladores del sector, ayudando frente a problemas inmediatos y orientando en distintos temas de salud. Las monitoras aportaron al proceso de generar sentido de comunidad, en un sector en que la desconfianza reinaba, pues todas las familias venían de erradicaciones de diferentes sectores de la zona sur de Santiago.

En medio de la represión, la capilla El Molino bullía de actividades, era el refugio desde el cual las mujeres del sector impulsaban iniciativas de autoayuda, de solidaridad, de aprendizaje y desarrollo de nuevas capacidades, ganando espacios de respeto, autonomía y liderazgo en su comunidad, como decía Silvia hace unos años atrás en esos tiempos “teníamos las pilas bien puestas”.

Las malas condiciones de vida, la pobreza y la represión impulsaron a las mujeres del grupo a querer siempre más conocimientos y herramientas para hacer frente a las necesidades de su población: huertos familiares, primeros auxilios de primer y segundo nivel, hacer curaciones más complicadas era una necesidad, pues en medio de la represión, solo entre pobladoras podría encontrarse ayuda.

Por ser ejemplo de valentía, decimos:

CÍRCULO DE MUJERES POR LA SALUD REBELDES SIEMPRE

En su trabajo comunitario la salud de las mujeres siempre fue una prioridad. El cáncer cérvico uterino, la desinformación de las mujeres acerca del examen ginecológico, el pap, el aborto y el embarazo en adolescente fueron algunas de las necesidades que priorizaron para hacer talleres, participar en investigaciones y realizar campañas. Hace algunos años recordando este trabajo, Mónica decía “Nuestros proyectos han sido inéditos, nos situamos desde la realidad de las chiquillas”… “viendo nuestra realidad, apropiándonos de todos los espacios que podíamos”.

Por eso hoy día reconocemos:

CÍRCULO DE MUJERES POR LA SALUD REBELDES SIEMPRE

Las mujeres del Círculo han trabajado por conquistar espacios de desarrollo personal y autonomía, como también por generar mejoras en la atención de salud de las mujeres y de la comunidad. Han colaborado de manera crítica en campañas del consultorio y presentado propuestas para mejorar su atención.

En la década del 90’, el grupo asumió un rol muy importante en la prevención del VIH/SIDA en la comuna de El Bosque, realizando una encuesta que posibilitó conocer de los prejuicios y falta de información acerca de las formas en que se contrae el virus. Fueron muchas las acciones que emprendieron, entre ellas la conformación de la Red Comunal El Bosque de Acción en VIH, espacio a través del cual junto a otras organizaciones se educó a la población sobre el VIH, en sexualidad y diversidad sexual, se promovió el uso del condón, involucrando en sus actividades a hombres, mujeres y a jóvenes de ambos sexos.

Por eso hoy día reconocemos:

CÍRCULO DE MUJERES POR LA SALUD REBELDES SIEMPRE

El Círculo fue uno de los grupos pioneros en abordar la explotación sexual comercial de niñas y niños. Dedicaron horas y horas por las noches esperando conversar, ofrecerles información y apoyo a las niñas y niños afectados para salir de su situación. La realidad del VIH/Sida, hablar de sexualidad más abiertamente hacía más visible la violencia, el abuso sexual a niñas/os, la desinformación y el desconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos.

Crear espacios para hablar de temas tabú, las comprometía. Por eso en sus talleres se preocupaban de la acogida a las y los participantes y lo lograban como decía Maggie “llegábamos a la gente súper bien”, “hacemos prevalecer la organización, la acogida ante la gente… el grupo tiene una cara y es la de la organización, aunque tengamos problemas”.

CÍRCULO DE MUJERES POR LA SALUD REBELDES SIEMPRE

En la década del 2000, uno de los logros más importantes en la lucha del grupo por mejorar la salud de las mujeres, fue la campaña “mujer apechuga con tus pechugas”. Múltiples actividades de sensibilización y recolección de firmas en las ferias, alianza con profesionales, búsqueda de apoyo en autoridades políticas, murales y talleres educativos sobre cáncer mamario fueron algunas de las iniciativas que llevaron finalmente a conseguir el mamógrafo para el hospital El Pino y recursos para ponerlo en funcionamiento.

Porque los aniversarios son ritos, donde reflexionamos sobre el pasado, proyectamos el futuro reafirmando las ideas que motivaron a las personas a iniciar un camino juntas. Hoy, celebramos estos 30 años del Círculo de Mujeres por la Salud, reconociendo su perseverancia, su compromiso con un derecho tan fundamental como es la salud y la vida digna para nuestro pueblo.

Por eso hoy decimos:

CÍRCULO DE MUJERES POR LA SALUD REBELDES SIEMPRE

¡¡FELIZ ANIVERSARIO!!