Mujeres de Hualpén, Penco y Talcahuano participaron en taller de EPES sobre alimentación saludable, con enfoque de género


Virginia Norambuena, educadora y socióloga de EPES Concepción, afirmó que los contenidos centrales abordados en las sesiones permitirán a las mujeres participantes disponer de conceptualización básica sobre alimentación saludable y reflexionar sobre la relación alimentación y salud, desde un enfoque de determinantes sociales, con énfasis en género.

23 de diciembre de 2015 (EPES).- Fundación EPES impartió el Taller “Alimentación y Salud”, los días 9, 10 y 11 de diciembre, con la participación de 22 mujeres que trabajan en comunidades educativas de las comunas de Hualpén, Penco y Talcahuano, en la Región del Biobío.

El objetivo del taller es compartir conocimientos sobre factores que determinan nuestra salud y alimentación; reflexionar sobre el impacto que tiene en nuestro cuerpo y salud la forma de alimentarnos, y poner a disposición herramientas prácticas para la promoción de una alimentación saludable a nivel individual, familiar y comunitario.

Virginia Norambuena, educadora y socióloga de EPES Concepción, afirmó que los contenidos centrales abordados en las sesiones permitirán a las mujeres participantes disponer de conceptualización básica sobre alimentación saludable y reflexionar sobre la relación alimentación y salud, desde un enfoque de determinantes sociales, con énfasis en género.
También, podrán reconocer diferencias, desigualdades y consecuencias que genera una alimentación no saludable en las mujeres, desde un enfoque de derechos.

En el ámbito práctico, la educadora detalló que las mujeres pudieron preparar alimentos saludables y de bajo costo, que les servirán de herramientas prácticas para proponer una alimentación saludable a sus familias y comunidades, que no afecten la salud.

Durante las jornadas, las mujeres elaboraron las siguientes propuestas para promover una alimentación saludable:

  • Autocultivo en nuestras casas en invernaderos, de bajo costo y sanos.
  • Controlar el consumo de carbohidratos, y consumir más vegetales y frutas de la temporada.
  • Comer en horarios establecidos, en su justa medida y beber cantidad adecuada de agua en el día.
  • Reunirse con redes en la comunidad y promover lo abordado en los talleres de alimentación.
  • Gestionar con los CESFAM actividades educativas con respecto a vida saludable, en sindicatos y organizaciones sociales .
  • Iniciar procesos, siendo ejemplo en los hogares, promoviendo una alimentación saludable, recuperando, por ejemplo, el consumo de legumbres, verduras, frutas, pescado, para sensibilizar a las futuras generaciones.
  • Proponer cambios en los hábitos de alimentación en el trabajo.
  • Compartir información actualizada sobre alimentación sana, con las mujeres de nuestra comunidad.