COMUNICADO CONJUNTO
TRABAJADORES Y USUARIOS DE LA SALUD
HOSPITAL SAN JOSE
8 de agosto 2016

Como organizaciones de la salud y representantes de los profesionales médicos, no médicos, técnicos, trabajadores/as del hospital; como representantes de los estudiantes de salud de la zona norte, y como representantes de los usuarios y pobladores que se atienden en el histórico Complejo Hospitalario San José, nos hemos UNIDO para comunicar al conjunto de la ciudadanía y al Gobierno lo siguiente:

El colapso del servicio de Urgencias del Hospital San José es, sin lugar a dudas, un síntoma más de la enorme crisis que está viviendo la Salud Publica, a nivel local y nacional.

En ningún caso puede ser entendida esta situación como un hecho extraordinario o puntual, como la Ministra de Salud ha querido instalar en los medios de comunicación.

Este hecho, por un lado, es provocado porque la capacidad del Hospital San José es limitada respecto a la cantidad de población que de hecho atiende, y que actualmente dobla la capacidad del servicio.

Esta situación que provoca el nuevo colapso del servicio de urgencias, ha permitido profundizar y visibilizar las enormes deficiencias que tiene nuestro hospital desde el punto de vista de sus recursos, infraestructura, gestión, y sobre todo, como expresión de un problema mayor; este colapso, ha permitido sacar a la luz la realidad de la Salud Publica en nuestro país.

Debemos sumar, además, que el colapso de este servicio, es una de las tantas expresiones de crisis que está viviendo el Hospital y la Salud Publica en general. Las enormes y abultadas listas de espera hoy provocan, según datos del propio Ministerio de Salud, la muerte de 5 personas diarias; entre el año 2010 y el 2015 ya han muerto más de 67 mil personas esperando atención especialista o cirugía; el déficit de médicos especialistas en el sistema público, a diferencia del privado, es una realidad innegable, si el 50% de los especialista que hacen la devolución en el servicio público por sus estudios, a los dos años se van al servicio privado; los problemas de insumos, medicamentos, infraestructura, condiciones laborales y de atención indignas para pacientes y trabajadores, todos estos hechos son la realidad del sistema.

Estos síntomas, que hoy hemos conocido como colapso del servicio de urgencia, traen ineludiblemente LA MUERTE de pacientes, con la enorme impotencia de familiares y trabajadores. LA ESPERA NOS ESTA MATANDO, se escucha con pesar en cada servicio de salud del país.

Esta crisis local del Hospital San José, no es más que la expresión de la CRISIS NACIONAL DEL SISTEMA DE SALUD PÚBLIA, que tiene como razón y condición innegable un problema de fondo, que hoy todos los estamentos de los trabajadores y usuarios del Hospital queremos denunciar:

EL MODELO DE LUCRO Y MERCADO DE LA SALUD EN CHILE. Solo en el Hospital San José se ha pagado 1500 millones de pesos anuales por concepto de servicio de médicos especialistas a una sola empresa privada. Se pagan 90 millones de pesos a otra empresa por concepto de anestesistas en el pabellón central y especialistas en la urgencia. La clínica maruri fue una de las “soluciones” que el gobierno implemento en el Hospital San José, provocando uno de los más enormes fraudes que ha vivido la Salud Publica en el País. Finalmente, solo el año 2013 se han gastado a nivel nacional 1300 millones de dólares por compra de servicios de salud a privados demostrando la fuga exponencial de recursos de todos y todas al negocio de la salud.

Frente a esta situación inaceptable señalamos:

NO QUEREMOS MÁS SOLUCIONES PARCHE. Se hace profundamente necesario que el Hospital de la Universidad de Chile, J.J. Aguirre pase definitivamente a la Red Pública. No podemos seguir solucionando los colapsos del Hospital San José, con el traspaso millonario de fondos públicos al privado. No podemos seguir solucionando con más mercado los problemas de la Salud Pública. Debemos resolver los problemas de fondo, y ocupar los recursos e infraestructura que hoy están desperdiciándose en el Hospital Universitario, y también poner a disposición a nivel nacional los hospitales institucionales tanto de las fuerzas armadas como de carabineros para enfrentar la crisis.

Debe darse una señal concreta en la construcción del Nuevo Hospital de la Zona Norte. De este modo podremos avanzar en el mediano plazo, en un proyecto que permita reforzar a salud pública del territorio norte de la Región Metropolitana, y con ello, dejar de depender de los precios, negocios y del mercado de la salud privada. Por lo cual, es incompatible aceptar cualquier intención de construir vía concesión hospitalaria.

Sabemos muy bien, no obstante, que nuevos “elefantes blancos”, NO resolverán el problema de fondo, ni menos que nos sacaran de la crisis general del sistema. Nos encontraremos de todos modos con abultadas listas de espera, con colapsos de los servicios de urgencia, con condiciones laborales indignas, con problemas de insumos, con falta de medicamentos, con sociedad médicas, en definitiva, con la privatización de la salud si no hacemos UNA VERDADERA REFORMA AL SISTEMA DE SALUD EN CHILE.

El gobierno ha respondido a esta crisis del San José, con un Hospital de Campaña que se ejecutará en el mes de septiembre; esta medida que entendemos necesaria para la descongestión del hospital, está reconociendo explícitamente el escenario de guerra y crisis que vive el Hospital; está reconociendo la catástrofe nacional que significa hoy la Salud Publica privatizada; está reconociendo que debemos transformar el modelo de salud chileno de RAIZ. Este hospital de campaña debe permanecer hasta que tengamos una solución definitiva para trabajadores y usuarios de la zona norte.

Estos escenarios críticos son de profundo beneficio para quienes lucran con la salud. El gobierno responde, por ejemplo, frente a las genocidas listas de espera que hoy tiene el país, con más compras de servicios privados y convenios con clínicas. Es un negocio redondo para los comerciantes de los derechos sociales. Esta contradicción, es la que debemos superar definitivamente inyectando de forma inmediata todos estos recursos de todos los chilenos y chilenas a la red pública.

Llamamos a dar un paso hacia adelante en la construcción de un Sistema Único de Salud, este debe, a nuestro juicio el corazón de una nueva Reforma. Avanzar en un sistema público que desde una perspectiva integral de la salud, no reduzca al paciente, al trabajador ni a la concepción de la salud, simplemente a la enfermedad, o a un número, o a una estadística, sino que mire al ser humano en su contexto. La Salud en su sentido amplio debe ser plasmada como un DERECHO, y que pone el acento en las trabajadoras y trabajadores, en los usuarios y usuarias, es decir, en nuestra DIGNIDAD de forma integral. La salud es un estado en donde nuestra condición social, física, cultural, económica, etc, son parte de una sociedad sana, cuestión que el actual modelo de mercado en salud, contradice completamente.

Esto es lo que necesitamos para solucionar la PROFUNDA CRISIS DE LA SALUD PUBLICA EN CHILE, NO TENEMOS MÁS ALTERNATIVA.

Por la unidad de la clase trabajadora de la Salud

NO+LUCRO EN LA SALUD

ATTE.

Gladys Ibáñez Presidenta ASOMED-Ley Medica 19.664

Anastasia Díaz Presidenta APRUS San José

Luis Morales Presidente FENATS San José

Gloria Pinto FENATS San José (representante trabajador servicio de urgencia)

Marcela Paz Flores ATP San José

Ingrid González Presidenta Agrupación de Usuarios Hospital San José

Yori Aguirre Vocero Asamblea Territorial de Conchalí

Paula Rojas Representante del Consejo de Estudiantes de la Salud (CES) Universidad de Chile

Marcela Navarro Representante Salud Primaria Área Norte (CONFUSAM)

Maritza Gutiérrez Presidenta Agrupación de Pacientes Oncológicos, Esperanza de Vida, Quilicura.

Georgina Vilma Padilla Salazar, Presidenta Agrupación de Pacientes Oncológicos, Esperanza de Vida, Recoleta

Carmen Alarcón, Presidenta FENTESS